Victoria para los dos trabajadores de Coca Cola que finalmente no irán a la cárcel

cocacolaPor Burgos Dijital

Los dos trabajadores acusados de increpar a los concejales socialistas en el pleno del municipio de Leganés han evitado la cárcel dado que la físcalía ha retirado la acusación de amenazas a Alberto Pérez mientras que el otro trabajador Juan Carlos Asenjo ha pagado una multa y una idemnización al policía local que lo denunció, un acuerdo con la fiscalía que según CCOO es positivo dado que se ha evitado la cárcel.

Los hechos se remontan al Pleno del 29 de enero de 2015 de Leganés en el que los ediles socialistas apoyaron la ampliación de la planta a pesar de que habían prometido a los representantes sindicales no hacerlo (rompiendo también la disciplina de voto). La multinacional estadounidense pretendía ampliar su planta logística en Leganés, a pesar de que ya había manifestado su intención de reconvertir para ese mismo fin la embotelladora de Fuenlabrada, en pleno conflicto laboral y judicial por el ERE que acabarían anulando los tribunales.

Tras esta actuación en el Pleno los trabajadores tan solo protagonizaron incidentes verbales pero fueron acusados y denunciados por uno de los ediles socialistas por amenazas, coacciones y deshonor público (por lo que se pedían ocho años de cárcel) y tras el desalojo del pleno Juan Carlos Asenjo fue acusado de una agresión a un policía local, aunque el trabajador alega que no hubo ningún acto violento. Finalmente las dos partes llegaron a un acuerdo y a día de hoy la fiscalía, que pedía seis y dos años de cárcel para los trabajadores, ha retirado las acusaciones.

En una carta distribuida en redes sociales, Asenjo explicó cómo sucedieron los hechos por los que fue juzgado junto a Alberto Pérez:

“En 2015 durante el proceso de protestas del ERE y con sentencia favorable de readmisión por la Audiencia Nacional, Coca Cola anuncia la reapertura de Fuenlabrada como centro Logístico”, pero “ello era incompatible con la sentencia y además ya existía un centro Logístico propio de la marca en Leganés (Ecoplatform) en el polígono Legatec, motivo por el los trabajadores tuvimos el compromiso de IU, ULEG y PSOE de Leganés de no permitir una ampliación de dicho centro logístico de Coca Cola en Leganés como solicitaba el PP hasta que no estuviera resuelto el proceso judicial de Fuenlabrada”, sostiene Asenjo, pues “dicha ampliación iba en contra de la sentencia y de lo anunciado por Iberian Partners, al no poder subsistir dos centros logísticos a tan poca distancia.” 

“Nuestra protesta pacífica en todo momento ocurrió cuando se rompió la disciplina de voto por parte del PSOE, puesto que el PSM ordenó votar en contra, sólo 3 concejales el PSOE votaron en contra junto a IU y ULEG, los otros 5 concejales socialistas se abstuvieron permitiendo que saliese adelante la propuesta del PP de ampliación de Legatec segunda Fase.”

“El único contacto físico con el policía se produjo durante la evacuación”, ha asegurado Asenjo a la prensa, reafirmando que su única postura en ese momento fue la de la “resistencia pacífica” al desalojo de la sala y que en ningún momento se produjo “ningún atentado ni lesiones”. El juicio a los trabajadores de Coca-Cola es uno más de los ataques judiciales que los “espartanos de Fuenlabrada” han recibido desde el inicio de su heroica lucha hace ya tres años. Comisiones Obreras ha considerado en un comunicado “abusivo e inconstitucional” el proceso contra Asenjo y Pérez y ha acusado a la Fiscalía de ser “instrumentalizada para efectuar una interpretación excesiva y expansiva de preceptos penales y reprimir penalmente a sindicalistas”.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies