Centro de Tratamiento de Residuos de Abajas en lucha

L@s trabajador@s del centro de tratamiento de residuos de Abajas, centro perteneciente al Consorcio Provincial de Residuos (Diputación de Burgos) y gestionado por la empresa CESPA SA (Grupo Ferrovial), se ven obligados a defender sus intereses mediante la convocatoria de huelga ante el fracaso de la negociación de un acuerdo que actualice y mejore las condiciones salariales y laborales en la que están inmers@s.

Hoy 25 de mayo han hecho un paro de 4 horas y se han concentrado ante el edificio de la Diputación Provincial de Burgos, en El Espolón.

Est@s trabajador@s esenciales tratan rutinariamente residuos incluyendo material de residencias que a veces traen sorpresas peligrosas (léase jeringuillas usadas que han ocasionado pinchazos), con el riesgo de contagio que conlleva.

No han dejado de trabajar en estos duros meses, donde además han entrado más residuos que en años anteriores, aumentando la carga de trabajo. Con el agravante incluido que en los dos años que CESPA es la concesionaria, no ha invertido un solo euro en formación, mantenimiento ni mejora de las instalaciones, lo que ha conllevado problemas de higiene, seguridad y calidad en la gestión de los residuos.

Tras una negociación que comenzó el año pasado, mantuvieron también una reunión de mediación ante el SERLA el pasado 10 de mayo. Esta reunión también acabó en fracaso.

El centro de tratamiento de residuos de Abajas está situado a 35 km de Burgos capital y lejos de los pueblos donde vive la mayoría de la plantilla. Sin un transporte público o asequible que les facilite su asistencia a su puesto de trabajo, es con su salario mínimo que se han de costear utilizando sus propios coches, con lo que conlleva peligros en carretera, gasto de gasolina, aceite, ruedas, frenos…etc. Siendo considerados trabajador@s esenciales y habiendo trabajado durante los meses de confinamiento como tales, no se sienten aplaudid@s ni agradecid@s. 

Deja un comentario