Terrorismo, petróleo y Globalización

Por Marcos Mesa

Una serie de “grupos de poder” se han acostumbrado a utilizar el terrorismo y la amenaza climática (realmente existente pero utilizable con fines de desindustrialización y subdesarrollo de las naciones que son competencia) como subterfugio para la obtención de recursos así como la justificación de las normas, Orden Político Mundial y formas de gobierno supranacionales, Globalización, Otan, Unión Europea, Rusia, China (la consolidación de Eurasia) y Reserva Federal.

Hoy en día es totalmente imposible que exista una red terrorista tan increíblemente extensa e interconectada y más aún con unos objetivos globales si no es con financiación y ayuda de servicios de inteligencia de al menos dos naciones. (y una de ellas con amplia experiencia en financiación del terrorismo). Es más a un nivel lógico sus operaciones se tratarían de pequeñas revoluciones y conquistas desde un esquema cognitivo meramente local o regional (intereses regionales, no mundiales) que se iría expandiendo por regiones;

Es imposible creer que radicales yihadistas perdidos en desiertos y montañas puedan actuar desde una percepción global (como dicen los medios y se está viendo en su expansión) si no es con ayuda y asesoramiento de alguna entidad o grupo cuyos intereses sí estén orientados en un control o gobierno global.

Lo realmente preocupante entre la desorientación y ausencia de información real que hay para la gente que no nos conformamos con la “verdad oficial” es lo que está sucediendo en Inglaterra. ¿Está siendo Reino Unido una víctima de la extorsión de los poderes de la Globalización por su decisión de seguir siendo un país (fuera de la UE)? Curiosamente en España hemos sido testigos de un cambio de opinión por parte de nuestro gobierno cuando Mariano Rajoy dijo que España no se opondría a la entrada de Escocia en la UE si en un futuro lo solicitaba, algo a lo que hasta entonces España se había negado rotundamente por el precedente que podía suponer (aceptó esta postura para que la UE pudiese presionar patéticamente a su ex socio británico).

Fue una semana de continuas presiones a Reino Unido por parte de los países europeos encabezados por Alemania. También se presionó a dicho país con Gibraltar mientras el Gobierno Español asentía cual buitre carroñero a ver si le caía algún premio que no fuese ser un país de tercera de vinos y toros como hasta ahora había sido descrito por sus socios del Eurogrupo. (a las y los habitantes de Gibraltar como siempre, ni les consultaron). (el partido Esquerra Republicana apoyó que se consultase a los habitantes del Peñón frente al enfrentamiento de ambas posturas).

El chantaje por medio de la  utilización y avivamiento de la secesión no es algo nuevo para los y las que vivimos en este país, pero eso merecería otro artículo aparte. (Atrás quedó la soberanía compartida de Tony Blair con Gibraltar que tanto aireó cuando transcurría el conflicto del islote Perejil con Marruecos, el anzuelo norteamericano para animar a España a apoyar a EEUU con la guerra de Irak frente al bloque francoalemán de Chirac y Schroeder que Aznar despreciaba).

¿Es acaso un teatro tanta presión e injerencia contra Reino Unido por parte de la globalista Unión Europea para que cunda el ejemplo y no haya ningún otro país hastiado ya del crecimiento cero y de los recortes dictaminados por Bruselas que quiera seguir el mismo camino del Brexit? Ciertamente es imposible de averiguar pero la impresión general es la de un escarmiento público o bien una salida negociada atornillando al máximo a la ex mayor potencia económica de la UE;

En medio de las presiones del Brexit ha comenzado una campaña de terror contra los británicos por medio de atentados contra civiles, curiosamente nunca contra las y los políticos que toman las decisiones geopolíticas causantes de los conflictos con las otras naciones y las entidades globalistas, pero no se preocupen si es necesario, si la gente deja de creer la verdad oficial los habrá (pero eso será más adelante).

Además otro dato curioso es que ya se encarga la prensa de hacer público de dónde son los terroristas y qué intereses tienen, no es necesario apresarlos vivos e interrogarles; es mucho mejor matarlos y que no hablen, que no hablen de nada, algo que hasta ahora ha sucedido en casi todos los atentados en Europa, lo cual evidencia que la verdadera naturaleza de estos actos terroristas es afectar a la Opinión Pública (en período electoral o no) y encauzar su reacción hacia unos determinados intereses, tal vez en este caso hacia los del Gobierno Británico, el miedo para crear unas fronteras inquebrantables y asegurar un Brexit duro.

Cuando hay tanto de por medio cuesta creer que unos señores hayan montado una escabechina para poder ir al walhalla sin dejar ni un mero testimonio. El retraso en repatriar el cuerpo de la víctima española evidencia también el mantenimiento de un control absoluto en algo que si se aireaba demasiado antes de las votaciones podía afectar negativamente al gobierno conservador británico (sobre todo si la víctima había caído abatida a manos de un policía de Londres por confusión, y más aún si había sido disparado estando herido en el suelo bajo una orden de no dejar ningún “terrorista” vivo, por alguna razón).

Esta misma semana también ha ocurrido en Londres una nueva desgracia (¿una nueva maniobra?), un gran incendio de un enorme edificio en el que al menos han muerto 30 personas. Es curioso pero algunos medios ya se han adelantado fugazmente y de forma sincronizada a culpar al gobierno británico por no haber aprobado una ley en la que se obligaba a instalar rociadores de agua, casi como si fuera culpable del incendio (Recientemente ya han organizado varias protestas contra dicho gobierno como si fuese culpable del incendio, y con buena cobertura mediática) Tantos hechos catastróficos en Reino Unido más los que seguirán en los próximos meses demostrarán que no son casuales sino que obedecen a una profunda estrategia, un conflicto encubierto en el que quizá ambas partes estén dispuestas a todo. Conservadores contra Neoliberales Globalistas;

Pero los asuntos de interior no son los únicos en los que se intenta esquivar una Opinión Pública hostil. Desde la guerra de Irak hemos asistido a guerras encubiertas de cara a la Opinión Pública por medio de infiltración de militares privados y soldados haciendo el papel de civiles armados.

La vieja fórmula de energía fósil-terrorismo sigue más vigente que nunca, los terroristas no se asientan en unos agradables pastizales rodeados de hayedos porque las vacas no les interesan, no, casualmente concentran su actividad en zonas ricas en petróleo, como el descarado aterrizaje terrorista en Filipinas donde unos cuántos terroristas extranjeros han desembarcado por mar en la isla filipina de Mindanao donde está el petróleo y el gas sin explotar del país. ¿de dónde han salido los medios y el reclutamiento?

Ya no es necesario enviar tropas militares de invasión a los países con recursos, para eso usamos soldados disfrazados de revolucionarios y terroristas. Todas las guerras y conflictos recientes están relacionados directamente con operaciones empresariales de petróleo y gas, desde la revuelta “15 M” de Ucrania hasta la guerra de Siria, Venezuela y el repentino así como extraño conflicto con el hasta ahora amiguísimo Catar al que acusan de financiar el terrorismo ni más ni menos que Arabia Saudí y EEUU, la hipocresía si que es ya de un tamaño planetario (lo único hasta ahora verdaderamente global). La reunión de Trump con los jeques Saudíes para la creación de una “Otan árabe” (mejor dicho Otan Suní) denota claramente que la posición del presidente de EEUU es idéntica a la de sus predecesores y la injerencia mundial norteamericana en países con petróleo continúa como si nada hubiera cambiado.

La clave de todas las guerras y conflictos actuales con todos estos países involucrados está en la construcción de un gaseoducto que abastezca a Europa las próximas décadas. Y dos propuestas son las enfrentadas, el gaseoducto ruso y el gaseoducto saudí-norteamericano-qatarí. Los países donde pasa cada uno de ellos, Ucrania uno y la otra infraestructura por Siria, en ambos países ha habido cambio de gobierno o guerra para conseguirlo con miles de víctimas.

Las potencias que utilizan el terrorismo saben perfectamente que el tiempo avanza y la gente tiende a olvidar sobre todo si los atentados son en otros países; conociendo cómo funcionan las campañas políticas estoy seguro de que en la espiral en la que hemos entrado los atentados terroristas van a continuar de forma muy esporádica.

La cuestión que debe preocuparnos es durante cuántas décadas vamos a creernos la misma mentira, Al Qaeda al principio, ahora Daesh, según pasen los años cambiarán de nombre varias veces… ¿seguiremos creyendo en los reyes magos? o haremos como que existen pero luego mantendremos el “doblepiensa”? No hay peor amenaza que el peligro que no se quiere ver.

El terrorismo continuará y se incrementará aunque todos los países árabes chiíes hayan sido invadidos y saqueados, las víctimas civiles asesinadas y enterradas en fosas, desenterradas y vueltas a disparar, porque ya es un medio que ha sustituido a la guerra convencional para conseguir todo tipo de intereses económicos, políticos -globalistas, militares y de recursos energéticos.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies