Esta semana se celebra en muchos países del mundo el Orgullo LGBT

Foto de archivo. Día del Orgullo Gay en Madrid 2004

Orgullo significa supervivencia.

Por Javier Sáez.

Esta semana se celebra en muchos países del mundo el Orgullo LGBT. Desde hace ya bastantes años se acordó el 28 de junio como fecha para celebrar la defensa de los derechos de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales, a partir de las revueltas de Stonewall de 1969. La feliz coincidencia de esa fecha con las fiestas de San Pedro y San Pablo no ha sido aprovechada por el ayuntamiento para releer a nuestros santos patrones en clave de pareja gay, pero todo llegará.

Hay un malentendido común con la palabra “orgullo”. Para algunos heteros, es un término ofensivo porque transmite la idea de superioridad, como si los gays, lesbianas o trans de pronto nos sintiéramos por encima del resto de la humanidad. Hay que explicarles que no se trata de eso.

Cuando has sido perseguido, insultado, agredido, considerado enfermo por la medicina, perverso por la iglesia, quemado por la Inquisición, expulsado de tu casa, asesinado, encarcelado… tu autoestima no está muy fuerte que digamos. La palabra Orgullo (Pride) quiere decir: “no eres la basura inmunda que han querido que creas que eres”, “no eres un ser inferior, pecaminoso, desviado, inmundo, ilegal”. Quiere decir: “puedes estar orgulloso de tu sexualidad, de su deseo, de tu cuerpo, de tu pluma. Nadie tiene derecho a discriminarte”. Es un término que sólo se entiende en relación a una situación de opresión histórica y estructural, que hoy se mantiene.

Sep04068 copia

Foto de archivo.2004 Orgullo Gay

Estos días la prensa volverá a publicar reportajes diciendo que los gays somos millonarios, vestimos de maravilla y tenemos todos áticos de lujo en Chueca (como el de Rouco Varela por lo menos). Olvidarán mencionar a las lesbianas, a las trans y a los bisexuales, y olvidarán que la gran mayoría de las personas LGBT viven situaciones de precariedad, de armario y de persecución; olvidarán mencionar que 2200 personas trans han sido asesinadas en el mundo entre 2008 y 2016. Olvidarán que miles de personas LGBT tienen que emigrar de sus países de origen, o incluso de ciudades españolas, como hemos hecho cientos de burgaleses/as desde hace mucho, en una diáspora interior de la que nadie habla. Olvidarán que en más de 70 países ser lesbiana, gay, trans o bisexual es ilegal o se castiga con la pena de muerte. Eso no impide que España siga manteniendo excelentes relaciones diplomáticas y comerciales con todos estos países (China o Arabia Saudí, por ejemplo).

La iglesia seguirá lanzando sus mensajes de odio homofóbico, desde sus púlpitos, escuelas concertadas, revistas y webs, haciendo que miles de niños mariquitas y niñas marimachos o trans se sientan aterrorizadas, inferiores, insultadas como me sentí yo durante 15 años en mi infancia burgalesa. Nadie habla de los derechos de esta infancia y adolescencia LGBT, los “Derechos del Niño” son para todxs, pero eso parece no importar a la autoridad educativa ni a una iglesia que mantiene sus privilegios y su cruel discurso público de odio y de discriminación.

Por todas estas razones seguimos luchando, en las calles, en redes, en asociaciones, en medios de comunicación. Seguimos luchando para sobrevivir, porque Orgullo significa supervivencia.

Javier Sáez (Burgos, 1965) es sociólogo y activista gay. Es autor del ensayo Teoría queer y psicoanálisis.

 

Recomendado:

Entrevista con Raquel (Lucas) Platero y Javier Sáez del Alamo

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies