El autobús del infierno

Por Juan Vallejo
Una ongdirect circula desde Burgos al Infierno. Se escapa de la coyunda del Carnaval y navega cual mercado de sexo y muerte hacia el segundo círculo dantesco donde les aguarda Minos, donde peregrinan los atrapados por la Lujuria. Han atravesado la laguna de los depravados y Carón les deposita en la entrada donde los demonios precintan a las niñas bipene.
Obispos de latón y hiel escudriñan vulvas infantiles sumergiéndolas en el río Aqueronte.
Circe, la bellísima Circe, se entretiene mientras tanto en transformar a sus amantes en bestias, a ponerles etiquetas de Lourdes y Fátima y Garabandal y el Palmar y Alcalá y Valladolid y Canarias; con estolas de sus obispos les enfajan. Viaja el invento hacia el cubil de Pistoya.
A su paso por las catedrales de la Iberia sacrosanta, Simón el Mago surte de hisopos fálicos, patenas vulviformes e incensarios consoladores al gentío. Todas las virguerías para la fiesta viajera animada por el bufón Ciacco, son introducidas en el sarcófago naranja. En sus paradas calcamonias de alborotados penes, de vulvas escullantes, disfrazan el correo maldito que le caracteriza.
Gais, lesbianas, transexuales y sexo convexo, muestran su anatomía por el arcén. Curas y monjas con plomo en las muelas, escupen metralla mientras rezan desde las ventanillas del naranja artefacto.
España es un Carnaval permanente, decíamos ayer, un autobús de muerte y miedo guiado por el dogma, por la intransigencia, por la ignorancia. Por los más peligrosos e indecentes sicarios de la Santísima Trinidad.
El tránsfobo aparato va mutando en caravana de obispos neandertales, de piratas y voxeros que claman por penes de Miguel Ángel y vaginas de Rubens. Pierde agua bendita. Contamina. Su hoja de ruta es el Index. Su meta la Inquisición. Es imparable.
Relacionado

2 Comments

  • Miguel

    Es inaudito que una dañina secta como lo es ” HazteOír”, reciba subvención pública y que con ello se permitan menospreciar a un importante número de personas, con su anaranjado baúl de los recuerdos, sí ,la época de la Santa Inquisición. Mi slogan para estos falsos Amish, sería el siguiente: “Háztelo mirar, es por tu bien, y para el resto de la humanidad”.
    Vallejo, gracias por este artículo que puede ” abrir los ojos” a más de una persona.

    • Juan Vallejo

      Sí, Miguel. No te falta razón. Estas sectas y alucinados como Vox son un peligro. El escenario en donde actúan es el propicio. El PP con el Opus en su esternón, sujeta y protege a estos miserables. España tiene un sustrato que propicia a estos indecentes. El fascismo lo instaló in iternum; entra en su ADN. Es imprescindible la educación, la información, pero ya ves, en la Universidad de Burgos, por ejemplo, tienes calaña de este tipo. Por eso hay que luchar, cada uno con nuestros aperos. Desvelar sus artimañas y crímenes; eso es imprescindible.
      Gracias por tu apoyo.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies