¿ El concejal del PP Fernando Gómez dimite de todos sus cargos?

Por Juan Vallejo
¿Han leído ustedes el comunicado del concejal Fernando Gómez en el cual dimite de todos sus cargos?
Se ha lucido. El discurso es gramaticalmente un bodrio por no decir algo indecente, impropio de alguien que ha sustentado durante decenios la concejalía de Cultura de un Ayuntamiento podrido hasta la médula. ¡En qué manos ha estado la cultura burgalesa! Tanto ortográficamente como en su redacción gramatical, el texto es de juzgado de guardia.
Cualquier alumno de secundaria se quedaría escandalizado ante el panfleto. Ni coherencia, ni la más mínima sustancia capaz de explicar cómo ha sido su gestión, contiene este vergonzoso texto del que, supongo, los gramáticos colgarán en las redes para el asombro y vergüenza de los ciudadanos, que están pagando espléndidamente a este individuo ignaro e inculto, suculentos sueldos.

Me viene a la mente la carta del niño de once años que se suicidó hace unas semanas. Su redacción impecable, su congruente razonamiento, la prosa entendible y eficaz con adjetivos cabales. Que diferencia con el sinsentido de este descerebrado concejal.
Leo en el enlace donde se contiene el texto de Gómez presentando la dimisión de todos sus cargos  ( el de concejal no, por supuesto ), los once comentarios al respecto. Todos coinciden en la falta de cohexión discursiva, en la precariedad y simpleza del mismo, “impropio de alguien que ha ostentado un cargo de esa naturaleza”. Otros inciden en la indecencia de su dimisión que no es tal; más bien una artimaña para seguir viviendo del cuento. Comentan la complicidad del alcalde Lacalle con el infausto edil.

fernando gómez” En aras de no perjudicar la magnífica labor que en situación tan difícil están desarrollando los concejales del Grupo Popular con su Alcalde a la cabeza. “ Gómez, dixit. ¿ Qué labor es esa? No será la megalomanía de ese grupo con su Jefe Méndez a la cabeza. O las bufonadas de los Cristinos, o Cristinadas que este medio con sublime acierto tituló en un magistral artículo de Carolina Tenaz, o las ansias por destruir las iniciativas de jóvenes artistas tirando sus solicitudes a la papelera mientras a los de la lavativa y el botafumeiro les ofrecía todo lo que hubiera menester. ¿Cuántos millones de euros has despilfarrado al pagar los calamitosos engendros de tus amiguetes? Ahí tienes los resultados: la morcilla kilométrica, las “aparecidas” y el gaitero mundial, del infame pregón contra Antonio- José.
” Un debate político no puede menoscabar  gratuitamente la actividad política de las personas”. 
Claro que sí. Lo que pasa que eso de, gratuitamente, te lo inventas tú. Los grupos políticos han razonado tu vergonzoso quehacer con pelos y señales, en tanto que tú has hecho mutis por el foro dañando, irreversiblemente, a la ciudad. Pero al estar respaldado por tu querido Alcalde, te has sentido con ánimos de seguir liándola.
” Ha merecido la pena trabajar por y para esta magnifica ciudad de Burgos y no duden que lo seguiré haciendo”.

Pero no te vas. Ni con agua hirviendo se va, como dice un comentarista sobre el panfleto publicado en el diario de Méndez. Así que alerta, ciudadanos. Seguirá el ínclito Gómez haciendo de las suyas en otros segmentos que su amado Alcalde le procurará para desgracia de la ciudad, y para desdicha de sus familiares, que tendrán que soportar los adjetivos, nada agradables, que le irán adjudicando a su contumaz joya.
Acusa a los concejales de la oposición, de causar dolor a su familia. “Dolor que han producido a mi mujer, mi madre, mi familia, mis amigos…”

Como un plañidera trata de inspirar piedad este pusilánime y calamitoso concejal. Eres tú en el que les ha causado vergüenza. Con tu actitud prepotente y obstinada de seguir en el machito. Un clamor ha sido el de la ciudad pidiendo que te fueras de las arcas municipales, de la cultura, del turismo, de los eventos en donde has puesto tu indiscutible ineptitud.

De cacería humana tildas las razones de los compañeros concejales, de las gentes de la cultura, de los periodistas y observadores que han opinado, una y otra vez, sobre tus carencias y deficientes acciones en las múltiples responsabilidades que te atribuiste.

Eso sí, con sueldos, dietas y demás prebendas indignas de cualquier ser honesto.

Hablas del bloqueo al que han sometido a una parte de la actividad de la ciudad: ¡Tendrás vergüenza! Culpas a los demás de la inacción que propicias con tus incompetentes acciones. Sacas el ventilador como te han enseñado los mafiosos de tu partido, a los cuales copias en esto de dimitir en diferido, cobrar en diferido como te enseña tu profesora Cospedal: otro vivo reflejo de la industria, de la ingeniería, del latrocinio que emulsiona Génova,13.
” De esta manera espero restituir en lo posible el honor y la dignidad que injustamente se me ha arrebatado”.

¡ Joder ! Para enmudecer, por no decir para vomitar.  Pero si tú no has conocido la dignidad en tu vida política. El bagaje que traías de tus alcaldadas y cacicadas en Atapuerca así nos lo muestran. En fin, Gómez: vete si te queda algo de autoestima, de decencia. Lo dudo. Sino, al tiempo.
——————–

El destrozo de la cultura en una ciudad afectada por la broma del bulevar que un chulesco y despótico alcalde, cuya megalomanía hizo que Burgos cruzara fronteras por la corrupción inspirada por los Méndez y compañía, no es otra cosa que la escasez de conocimiento y la falta de sensibilidad de personajes de esta grey, cuyo haber intelectual es enmarcar cuadros.

Recuerden la otra broma pesada de estos indecentes henchidos de soberbia: la pretensión de Capitalidad Europea de la Cultura 2016 para Burgos, con aquella “R” pretenciosa de revolución cultural que supuso el despilfarro en cientos de viajes de este impresentable concejal, del defenestrado Malvido y de tantos colaboradores que trincaron desde esta pesadilla, millones de euros. Una vividuría, si me permiten la pala reja, que se estila mucho en Burgos: marear la perdiz, dicen algunos.
Entretener al personal llamando a puertas, a subvenciones. Humo y más  incienso al Cid y la Capital de la Cruzada, a la lengua castellana como binomio interminable de los cartularios, balbuceos, relicarios, refajos y ecuaciones signadas por la incógnita a desvelar de quién tiene el hueso de Babieca, el refajo de doña Jimena o el testamento de Yagüe como benefactor de la Camera Regia.
Así, de esta suerte, se desviven en el Palacio de la Isla Santonja y sus marionetas, sacando los cuartos al Patrimonio, a los burgaleses, con instituciones y boutades de esta índole evanescente; eso sí, con unos sueldos cojonudos para un trabajo precario y vanidoso. Otro sí para la Institución Fernán González, cuyas momias y palimpsestos entonan desde sus sillones el Ave María para santificar su intelecto. Proyectos y más licuescencias por el estilo, para mejorar la vida y la cultura de los vecinos de la tierra bendita donde se ha de morir y vivir, desde el quietismo, desde la abulia y la patraña.
Muy dados a ir de bar en bar cantando las ideas a llevar a cabo cual malandrines que recaudan cuartos para fletar un barco e ir en busca de un tesoro imposible. Esto es lo que ha hecho este trolero edil a lo largo de su periplo seudocultural en el consistorio burgalés. En tanto que esto ha sucedido, ha cobrado un sueldo inmerecido que jamás hubiera logrado en su vida social. Por esto no se va. Como la mayor parte de sus colegas que viven a cuenta del erario desde una mas que escasísima preparación para el cargo que ocupan. La carrera del Alcalde, por ejemplo, que es todo un virtuoso y fascinante laboratorio de sabiduría. Era el más inútil de la promoción.

DSC00216 copia

Ahora se va sin irse Gómez, sin reparar el daño causado, sin explicarse, a través de un texto incoherente, pésimamente redactado, digno de un beodo o de un inútil. Esto da a entender la razón donde el proyecto cultural de Burgos se ha nutrido. El iletrado e inculto Fernando Gómez, no se va.

Es el reflejo indecente de la Aguirre en Madrid, la sagaz y embustera corruptora de tantos procesados, encarcelados y diputados colegas en los ayuntamientos de España que asolan la nación :desde la incultura y la ambición; desde la soberbia y la codicia, desde la ignominia.
Es la calaña del PP que se sustenta en la podredumbre omnímoda de un país que está en el abismo por estos sinvergüenzas.
¿Se imaginan ustedes a este individuo presentando las bondades de Burgos por el mundo? Los discursos, las propuestas, las conversaciones. A nada que se asemejasen con la prosa de este texto “dimisionario”, el horror y el sonrojo de sus interlocutores, a buen seguro serían dignos de ver. ¡Como para alcanzar la capitalidad cultural! El hazmerreir por donde ha ido con estas credenciales. Supongo que él no redactaría los textos de propuestas, presentaciones, peticiones, etc, porque si se parecían al contexto que nos ocupa, el no ya estaba decidido. Y qué me dicen de su oratoria: el vivo reflejo de sus carencias ortográficas, semánticas. 

Embauca y embrolla, lía y confunde sin forma ni explicación mínimamente inteligible, funde en el texto una manía persecutoria de la oposición con una caza de brujas y apela al Alcalde, otro parecido;  otro indecente, como su paradigma y valedor. Tal para cual. En estas manos sigue la Prima Voce et Fide. Unas zarpas de cavernarios y prepotentes culturetas, término que gusta de expresar Lacalle en sus graciosillas entrevistas cuando alguien increpa los desmanes urbanos o artísticos que ha llevado su equipo de gobierno.
La ciudad sembrada de chismes, cual chatarrería ambulante: este es el infausto destino del muermario que derrama este edilato sobre la tierra de nuestros antepasados.
No ha tenido la vergüenza mínima, ni la educación mínima este concejal que se va sin irse, que se queda marchándose, como el bolero de Ravel que hace unos días citaba en este generoso medio, de mencionar al Diario 16 de Burgos, que en su tiempo gestionó ante UNESCO la proclamación de Burgos como ciudad patrimonio.

Ahora se arroga la iniciativa Fernando Gómez. Ahí están las hemerotecas. Esta indecencia ya es suficiente para clasificar a este edil como indeseable personaje. Un servidor colaboró a la sazón con aquellos trabajos de forma denodada.
Ante UNESCO también, personalmente, llevando un informe exhaustivo, demoledor del estado de la Catedral de Burgos, entonces en abandono total por la incuria y barbarie de un Cabildo desgraciado, el cual me amenazó con querellas si no retiraba mi editorial ” el cáncer de la Catedral es el Cabildo; no el de la piedra”. No se retiró el artículo y la Catedral inició su reconstrucción.
El Organismo aludido tuvo que advertir al arzobispado desde aquella denuncia detallada, documental y gráficamente, que si no se ponían de inmediato manos a la obra para recuperar el templo, le retirarían el título de patrimonio de la humanidad que la Catedral ostenta. Algún día escribiré esta historia para asombro de muchos y preocupación de algunos.

Gómez ha estigmatizado a un Ayuntamiento indigente en cuanto a la cultura, lo ha impregnado de fechorías seudoculturales hasta instalarle en su gramática primaria cual estamento obsolescente y vergonzoso.

Relacionado

¿Quién delató a Fernando Gómez?

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies