¿Qué está en juego en la votación de Imagina Burgos?

Foto de archivo

Por Miquel P.

Estos días se está produciendo una importante votación en el seno de Imagina Burgos, en la que se pregunta a las personas inscritas si hay que pedirles el acta a Raúl Salinero y Blanca Ochaita, concejales de Imagina miembros de Podemos que han hecho público que rechazan seguir bajo la disciplina de Imagina Burgos, participar en sus órganos ni obedecer sus consignas ni decisiones. Quieren, según sus palabras, ser concejales “autónomos”, esto es, hacer lo que quieran, cuándo quieran y cómo quieran, siempre, eso sí, bajo la linea política de Podemos.

Quiero hacer un apunte antes de seguir; cuando en este artículo cito a Podemos, quiero dejar claro que me refiero a la camarilla dirigente, que actúa según sus conveniencias político-estratégicas a espaldas de cualquier espacio democrático, y que en varios casos, actúan movidos por sus intereses económicos personales. Creo que en Podemos aún quedan personas honestas que siguen creyendo en los motivos por los que surgió esa formación. En mi opinión están equivocados, pero siguen siendo honestos.

Sigamos pues. Éstos concejales se dicen asimismos “autónomos” como eufemismo para ocultar lo que serían en cualquier caso de prosperar sus intenciones; tránsfugas, personas que fueron elegidas bajo una candidatura pero que deciden en medio de la legislatura romper con ella y trabajar para otra, Podemos en este caso.

Para conservar el cargo, el sueldo de uno y los ingresos de otra, proponen algo tan surrealista como seguir dentro del mismo grupo municipal pero sin hacer caso de las decisiones que tome la formación política, ni acudir a sus reuniones ni participar del trabajo colectivo.

En cualquier partido de “los viejos” (y en alguno de los que dicen de la nueva política) habrían sido expulsados hace tiempo, desde luego, pero Imagina Burgos, donde mucha gente sigue/seguimos creyendo en nuevas maneras de hacer política y construir partido, se propone este consulta online para que sean las personas inscritas las que decidan. Otra cosa será que si sale el “sí” ellos decidan obedecer el mandado y entregar el acta, pero ya cruzaremos ese río cuando lleguemos a él.

En mi opinión, además, Imagina Burgos ha cometido un error de calado; ha pretendido ser tan garantista que ofrece la opción de votar a favor de ese “autonomo-transfuguismo”, lo que en la práctica se traduce como permitir que quienes han violentado el partido y lo están debilitando, se salgan con la suya. Impedirlo por nuestra parte será fortalecer el proyecto colectivo.

Los cálculos electorales de las personas que dirigen Podemos Burgos encontraron la excusa que buscaban en el último Pleno del Ayuntamiento, donde las 3 concejalas no podemitas votaron en conciencia absteniéndose en la proposición sobre la subida salarial de una Policía que el día anterior masacró a palos a las mujeres que formaban los piquetes de la Huelga Feminista del 8M.

Es vox populi que llevaban mucho tiempo con esa idea de desligarse de Imagina Burgos; solo que ésta fue la ocasión que consideraron propicia. Inicialmente eran tres, pero el tercero en disputa, Marco Antonio Manjón, decidió en el último segundo que había mas agua en la piscina de Imagina que en la de Podemos, pero eso es materia para otro artículo.

¿Entonces qué está en juego en esta votación? la posibilidad de dejar constancia de que hay otra manera real de hacer política. Imagina Burgos surgió como una alianza de buena parte de la izquierda burgalesa, desde organizaciones políticas como IU, EQUO, Podemos, Izquierda Anticapitalista, organizaciones sociales como Eirene y docenas de personas no organizadas, y en su pasado Congreso encontró por fin la vía para plasmar en la práctica algo que era real desde el minuto 1; que es un espacio plural y diverso, donde la gente piensa de manera heterogénea, y había que buscar una manera orgánica de desmostrarlo que fue la que se diseñó , lo que supuso por otro lado una derrota para quienes quieren construir un partido monolítico, sin debate político ni visiones diferentes.

Si Imagina Burgos decide en esta votación que los dos concejales “díscolos” entreguen el acta, estará mandando un mensaje claro a navegantes; no vale todo en política, y desligarse de la organización que te dio un cargo tiene consecuencias; querer operar a espaldas de la gente que te aupó a tal responsabilidad significa que pierdes su confianza. Si por el contrario se permite que dos concejales mantengan su cargo (y sus ingresos) sin rendir cuentas en los órganos de dirección, control, coordinación y trabajo del partido, también estaremos mandando un mensaje claro… además de que será un caso inédito en la política española y dejará sentado que las “nuevas” maneras de hacer política en realidad son peores que las viejas, y que cualquier miembro de un partido puede ignorar por completo las Asambleas, grupos de trabajo y espacios de Coordinación.

En nuestras manos está el demostrar en la práctica que la idea con la que Imagina Burgos, esto es, llevar la lucha del 15M, de las Mareas y las plazas, del feminismo y la rebeldía, esa idea, sigue siendo un objetivo correcto y posible.

Related Posts

5 Comments

  • Miguel Aguado

    Algunos añoramos la vieja Izquierda. Esta no tiene nada que ver con la del pasado siglo. Una oportunidad que se pierde en Burgos de cambiar mínimamente la rancia política que está incrustada hasta el tuétano de ésta retrógrada sociedad burgalesa.

  • Juan A

    Lamentable la actitud de Raúl Salinero utilizando al grupo promecal para atacar a imagina estás últimas semanas. La convivencia de este chico con ese medio es triste pero ver a Pablo Fernández en la foto con Méndez manda fue todo una declaración de intenciones.
    Y bravo por Marco que ha sido leal con su palabra dada.

  • Luis Diez

    buen articulo, muy explicativo para los que hace un tiempo dejamos ya Podemos viendo lo que se veia venir.

  • Ana Merino Frances

    Estos concejales representan a la Asamblea de Imagina .Si lo que hacen es que prevalezca sus intereses personales ya no representan a imagina

  • Juan

    Los concejales de Imagina, creyeron que ellos de por sí eran Imagina. Esa vanidad les perdió. Antes de la espantá del bufón casamentero, la incultura y la ignorancia ya les prendió. La destrucción del partido o lo que sea, emana de cada uno de ellos. El patético espectáculo que ofrecen estos ediles a la deriva, es mejor que desaparezca con ellos, y que no vuelvan, claro; pero la pela les hará pregonar aquello de que se deben a sus votantes… Burgos no puede sustentar más decrepitud.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies