Programas de inserción socio-laboral para personas con discapacidad

La Federación de Asociaciones de Personas Sordas de Castilla y León (FAPSCL) está desarrollando Programas de Itinerarios Personalizados de Inserción Socio-laboral para Personas con Discapacidad. Desde el mes de septiembre se puede contar con este programa en Burgos.
Orientadores, Educadores e Intérpretes de Lengua de Signos están a disposición de personas sosordos-empleordas y personas con otras discapacidades con el objeto de mejorar su empleabilidad mediante un conjunto de apoyos que potencien las capacidades de las Personas con Discapacidad.
Por este motivo se incluyen acciones tendentes a su desarrollo laboral y aquellas otras acciones instrumentales que son necesarias para alcanzar el objetivo del empleo mediante la promoción de su autonomía personal, tales como las de mejora de las relaciones interpersonales, bienestar físico y emocional, integración en la comunidad o conocimiento de las normas.
Su finalidad es que, tanto las personas con discapacidad, como las empresas que tengan en su plantilla personas con discapacidad o en un futuro contraten personas de este colectivo, puedan conocer la existencia de este programa y los servicios que tienen a su disposición:
Intermediación laboral con empresas del entorno (bolsa de empleo) Acciones de orientación y asesoramiento sociolaboral personalizado. Apoyo al mantenimiento y estabilidad en el puesto de trabajo. Apoyo socio-familiar e
Intérprete de Lengua de Signos Española (ILSE)

Las empresas pueden contar con Intérprete gratuito en los procesos de comunicación y formación interna de sus trabajadores. El teléfono de contactar es 947230650 y el correo electrónico empleo.burgos@fapscl.org

2 Comments

  • Redacción BDJ

    Gracias por el comentario.
    Comentamos en la redacción la posibilidad que comentas. En efecto, reciben fondos europeos y de la JCyL. Dependen de Valladolid, aunque tiene oficina en Burgos.
    un saludo

  • Unx

    Habría que tener una visión más que crítica con estos programas. Desconozco los detalles del que promociona FAPSCL, pero los que abundan suelen consistir en cursos por los que las entidades cobran subvenciones, se producen algunas contrataciones aprovechando las bonificaciones y también se deriva a las personas con discapacidad a centros especiales de empleo, donde cobran el salario mínimo con una jornada anual de 1758 horas (superior a la mayoría de los convenios ordinarios) y con escasos derechos laborales; además no se suelen adaptar los puestos de trabajo a las necesidades y dificultades de los trabajadores y trabajadoras. Por contra, en estos casos el estado paga el 50% del salario y el 100% de las cotizaciones sociales. Sobreexplotación, vaya.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies