El programa Releo Plus de la Junta de CyL sólo entrega 4 millones de los 14 presupuestados

La Consejería de Educación ha convocado el programa Releo Plus para el curso 2018-19 en los mismos términos que el curso pasado, sin hacer ningún caso de la propuesta de modificación y mejora hecha formalmente por la Confederación Regional y Federaciones Provinciales de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos.

Encontramos una burla que se diga ahora públicamente que se destinan 15.000.000 euros al programa, con posibilidad de ampliación, cuando la realidad del curso presente, plasmada en la reciente Orden de 5 de diciembre de 2.017, fue que de los 14.000.000 presupuestados sólo se han pagado en concepto de ayudas 4.042.675,03 euros. El resto de la cantidad se ha devuelto  a Hacienda sin poderse destinar a los fines previstos. En definitiva, una total falta de aprovechamiento de los recursos públicos, en la que se vuelve a incidir sin una mínima autocrítica ni interés por mejorar, y sin querer escuchar las aportaciones de las asociaciones de familias, que son, paradójicamente, a quienes se destina el programa.

El Programa de este curso ha resultado un fiasco debido a su mal diseño, del que la Confederación  ya advirtió en su día a la Consejería. Una parte de la cantidad no empleada se debe a que las familias beneficiarias de ayuda han recibido libros de los bancos ya existentes en los centros; pero otra buena parte se debe a que los equipos directivos de los centros no han pedido dinero para ampliar los bancos de libros de los Centros, las familias no han podido justificar, mediante la necesaria factura, la compra de los libros por su cuenta y a su cargo de forma previa, como les obligaba el sistema. Un problema del que ya se tenía conocimiento previo, porque sucedió también el curso pasado.

Si se hubiera invertido la cantidad prevista (14.000.000 euros) en dotar a los Centros educativos de fondos para nutrir sus bancos de libros, y éstos se hubieran organizado debidamente, dotando a los Centros de recursos adecuados para gestionarlos y garantizando libros a las familias que los donaran, se habrían podido prestar gratuitamente la totalidad de libros necesarios a muchas más familias de las que han sido beneficiadas con este sistema. No sólo se habrían cubierto las necesidades de las familias situadas por debajo del límite de ingresos de dos veces el IPREM, cumpliendo así el compromiso alcanzado en las Cortes, sino que se habría alcanzado un número mucho mayor de beneficiarios.  Si esa dotación económica se mantiene en sucesivos ejercicios, en muy poco tiempo los Centros educativos dispondrán de libros de texto suficientes para prestar gratuitamente a todo el alumnado, que es la reivindicación de nuestro movimiento desde hace largo tiempo. Ahora se vuelve a plantear el mismo sistema fallido para el curso próximo; y posiblemente, en diciembre de 2.018 tendremos que ver cómo nuevamente la partida presupuestaria resulta desaprovechada por completo.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies