Céline Martin: “la política es una facultad de cada persona, igual que el pensar y el sentir”

Con un escueto mensaje en Facebook, sin apenas repercusión, anunciaba Céline Martin que dejaba su cargo en el Consejo Ciudadano de Podemos Burgos. Quien disputara el puesto al actual Secretario General de la formación en Burgos en las primarias de 2016, y perdiera por 4 votos, firmaba su renuncia a seguir trabajando en la organización. 

Hemos querido saber las razones que han llevado a Céline Martin (Nîmes 1971) a tomar esa decisión, su visión sobre la actualidad política burgalesa, el rol de los círculos, el consejo ciudadano en Podemos y el papel de oposición de Imagina Burgos. 

Bdj.-¿Cuáles han sido los motivos para presentar tu dimisión al Consejo Ciudadano de Podemos Burgos (CC)?

Digamos que hubo un motivo inmediato y otro profundo. El inmediato fue el acceso de tremendo aburrimiento y sentimiento de vacuidad experimentado durante la última asamblea del Círculo, en la que se dedicó por lo menos cuarenta minutos (luego me fui) a raciocinar sobre el sexo de los ángeles.

El profundo, y la verdadera causa de mi dimisión, fue el haber constatado de forma recurrente que Podemos no es un partido democrático, ni siquiera al rasero de la «vieja política». Es una organización de amigos en la que, a cada nivel, mandan unos pocos. Tiene normas teóricas y las infringe una y otra vez. Como dice uno de sus dirigentes burgaleses, «lo bueno de Podemos es que es flexible». «Flexibilidad» es, por ejemplo, que en Vistalegre 2 se votan unos estatutos y unos meses después (el pasado verano) se modifican a escondidas; y cuando la Comisión de Garantías Estatal invalida el nuevo texto, se la revoca sin más. Generalmente hablando, la autocrítica es un ejercicio desconocido, tanto en Podemos Burgos como en CyL (véase aquella foto en la que Pablo Fernández posa al lado de Méndez Pozo, un posible error por su parte acerca del cual nadie, nunca, pidió disculpas) y a nivel estatal. Y el argumento último para acallar críticas internas es: «Estáis haciendo daño a Podemos».

Bdj.-¿Ha habido otras dimisiones en el seno del Consejo Ciudadano burgalés desde las últimas elecciones? ¿A qué crees que se puede deber que se hayan producido en la corta vida de Podemos tantas dimisiones? ¿Hay falta de pluralidad?

Berta Pérez dimitió al mismo tiempo que yo. No hubo más dimisiones desde el mes de noviembre 2016, pero sí ausencias persistentes, que tal vez se deban a la falta de motivación. Después de un año, personalmente he llegado a la conclusión de que el CC no toma ninguna decisión. Los órdenes del día suelen constar esencialmente de «informes» diversos. Y me consta que para tomar las decisiones se convocan reuniones no oficiales, con algunos miembros escogidos del CC, a veces con Pedro de Palacio.

Bdj.-Las últimas reuniones de los círculos de la Formación han asistido algo más de 15 personas, cuando hace apenas tres años eran multitudinarias ¿Qué es lo que impide a Podemos Burgos atraer a gente a sus asambleas? A parte de en el Logo de Podemos, ¿Pintan algo los círculos en la formación morada?

Es cierto que en Burgos al Círculo apenas si le queda un soplo de vida. Pero no es una situación generalizable: en León, por ejemplo, las asambleas debaten de verdad, toman decisiones de verdad, y el Círculo hace comunicados de prensa. El de Valladolid creo que también tiene pulso. Todo depende de cómo se interpretan los estatutos de Podemos. Acerca de los Círculos son notablemente imprecisos. Tiendo a pensar que la voluntad de la cúpula fue quitarles cualquier poder decisorio, porque su existencia fue el aspecto más rompedor y más horizontal del nuevo partido, que ahora, en cambio, manifiesta una verticalidad cada vez más acusada. Pero los estatutos no son claros al respecto, con lo cual, si hay voluntad, los círculos pueden ser un interesante contrapeso democrático dentro de Podemos. Claro, si hay gente para ello. En Burgos ya no la hay.

Bdj.-En algunas entrevistas has manifestado una cierta desconfianza hacia los políticos profesionales. ¿Dirías que este fenómeno está ocurriendo en Burgos? ¿Podemos hablar de un aparato de partido?

Aquí conviene distinguir dos cosas. En las entrevistas yo no me refería a que algunos hicieran de la política su modo de vida, vivieran de ella. En Podemos Burgos creo que sólo se da el caso de Raúl Salinero. O al menos, se daría el caso si él se presentara a las primarias de Imagina para un tercer mandato de concejal. Infringiría así el Código Ético de Podemos, que prohíbe encadenar más de dos mandatos. Ciertamente podría abogar que su primera concejalía la desempeñó con otra fuerza política, pero sería un argumento, aparte de jesuítico, poco afortunado: recordaría a todos la forma poco gloriosa en la que se pasó de una a otra, poniendo a la gente ante un hecho consumado sin anunciarlo oficialmente él, y usando a medios de prensa para correr la voz, como si no hubiese tenido valentía para reconocerlo. No creo que llegue a usar ese argumento y confío que no se vaya a presentar por tercera vez.

En las entrevistas mi propósito era otro: me refería a la idea de que la política, acción y pensamiento, es para unos pocos, la especialidad de unos entendidos, de la «élite alumbrada». Pienso todo lo contrario: la política es una facultad de cada persona, igual que el pensar y el sentir. Y los más «lanzados», digamos, deben tender a desarrollar esa facultad en los demás, lo que hace mil siglos se llamaba «empoderar a la gente». Ni recuerdo cuándo esa expresión se usó por última vez en Podemos Burgos.

Bdj.- Cuando presentaste tu candidatura en algunas declaraciones sugerías que eras la candidata outsider, más “de los de abajo” ¿Crees que influyó el apoyo del aparato de Podemos Burgos en la elección de Ignacio Lacámara como secretario general de Podemos Burgos por 4 votos de diferencia frente a tu candidatura?

Si la pregunta alude a un posible pucherazo, estoy convencida de que no lo hubo. No confío a priori y no sé si existen posibilidades técnicas de manipular las votaciones, pero un pucherazo se hace bien o no se hace. Y dejar un margen de 4 votos hubiese sido una solemne torpeza. Por otra parte, si realmente las votaciones se pudiesen manipular, entiendo que se realizarían muchas más consultas a los inscritos. En la actualidad sólo se producen cuando hay seguridad de que el resultado será el deseado. Así que no.

En cuanto al apoyo del aparato, en noviembre 2016 no había aparato en Podemos Burgos. Ignacio sí disfrutaba del apoyo abierto de Pedro de Palacio, actualmente miembro del CC Estatal, y del pequeño grupo de amigos que se pasó de IU a Podemos junto a Pedro en 2015. Seguramente le apoyaban por sus cualidades humanas, que se han podido comprobar a lo largo de los últimos meses. Y ganó porque supo darlas a conocer entre los inscritos burgaleses.

Bdj.- Existe una lucha de poder entre las diferentes familias políticas, “clanes” en la dirección de Podemos Burgos? ¿Cuál es la línea política mayoritaria en el Consejo ciudadano burgalés? Errejonistas, Pablistas, Salineristas o Pedristas?

No hay «clanes» en Podemos Burgos. Sólo hay un clan. Sé que corre el rumor de que en Podemos Burgos hay «dos bandos». Es rotundamente falso. Sólo hay un bando. Es errejonista, porque Pedro de Palacio eligió apoyar a Errejón frente a Pablo Iglesias; pero al haber perdido en Vistalegre, ese apoyo burgalés a Errejón se ha hecho más discreto y se ha convertido en «pablocompatible». Frente al bando, la oposición no conforma un grupo organizado: consta de gente libre, que no está al mando de nadie. Por eso algunas dimiten, otros no. Y me parece bien que así sea.

Bdj.- ¿Qué valoración haces del papel de oposición de Imagina Burgos, de Podemos dentro de Imagina Burgos y en particular de su portavoz, Raúl Salinero?

El papel de oposición de Imagina Burgos me parece muy acertado. No es fácil desempeñarlo desde cierta inexperiencia inicial, pero la cantidad de trabajo dedicado a ello ha sido ingente y ha dado sus frutos. Creo que realmente tenemos motivos para ser orgullosos de los dos años y pico de existencia de Imagina. En cuanto al papel de Podemos dentro de Imagina, poco puedo decir, ante todo porque no estoy al tanto de la estrategia seguida, que no se decide colegialmente, sino en reuniones reducidas de «elegidos». El CCM en su conjunto ha quedado ajeno, hasta la fecha, a la política seguida por Podemos dentro de Imagina.

Bdj.-Son conocidas las declaraciones del secretario general de Podemos Burgos, Ignacio Lacámara, sobre su preferencia a presentarse sin Imagina Burgos al Ayuntamiento y Diputación. ¿La dirección de Podemos Burgos quiere eliminar del mapa político a Imagina Burgos?

No lo creo. Ignacio sí parece haber manejado la idea de presentarse sin Imagina hace un año, pero posiblemente la haya abandonado. Desde luego, dudo que sea una decisión que pueda tomar él. Bastante revelador me parece que el pasado sábado, en el Congreso de Imagina, fuera Alberto Martín, Secretario de Organización, quien tomase la palabra «en nombre de su organización» para definir las intenciones a futuro de Podemos. Ignacio Lacámara estaba sentado a unos asientos de distancia y mantuvo el silencio en todo momento.

Bdj.-Si Podemos nació como una fuerza política en contacto con la calle y heredera del 15M, ¿Qué responsabilidad crees que tiene Podemos en la apatía social y reivindicativa que vivimos actualmente en Burgos?

Podemos puede haber tenido algo de parte, indirecta en todo caso, en la desmovilización de la gente, en el sentido que en un momento dado se produjo una transferencia de energías del activismo social hacia un partido político. Pero creo que sería muy exagerado imputarle la responsabilidad entera. De hecho, ahora mismo las filas de Podemos están muy menguadas. La gente no está en ninguna parte, se ha vuelto al sofá. Y decir que es culpa de Podemos me parece una solución de facilidad. Es un fenómeno más complejo sobre el que tenemos que reflexionar todos.

Bdj.- ¿Crees que una parte de los votantes de Podemos han perdido la ilusión por el cambio?

No soy capaz de decir nada sobre los votantes de Podemos. De los que sí puedo hablar es de los militantes: simplemente, ya no los hay. Creo que en algunas esferas se diseñó idealmente un modelo de partido basado en una combinación de cúpulas (aquellos especialistas de la política, que pueden vivir de ella o no, pero en cualquier caso, la pilotan) y votantes, obviando el escalafón de los militantes. Y es que los militantes se habían creído eso del funcionamiento asambleario, de la democracia interna y el empoderamiento. Se lo creyeron, vieron lo que había, y abandonaron la militancia. Nos queda un esqueleto de organización, unos huesos sin carne.

Bdj.- ¿Qué tipo de políticas o discursos se podrían hacer para revertir la situación y volver a ilusionar y atraer de nuevo a activistas a la organización?

Albergo serias dudas sobre la reversibilidad de la situación. Podemos ha quedado como un partido al que votar, que logra resultados, especialmente a nivel estatal, pero no como una organización en la que militar. Creo que nos incumbe inventar nuevas formas de activismo que consigan, como mínimo, hacer presión sobre Podemos desde el exterior, igual que hace años sobre el PSOE; desde dentro me parece totalmente imposible, por las razones expuestas. Todo está por inventar otra vez. Pero algo queda: hemos aprendido mucho, hemos escarmentado y eso nos puede hacer más fuertes. También de la oscuridad se aprende.

 

5 Comments

  • Angel

    para mi es la primera que se ha atrevido a decir algunas cosas a las claras, como que Raul Salinero está en esto para ganar dinero o que Pedro d palacio está detrás de todo como una buena mano negra, aunque habria molado que hubiera protestado en estos dos años,no?bueno,mejor tarde que nunca

  • José María

    Céline es una buena persona. Pero, ni siquiera en la nueva política eso es suficiente. En la izquierda se necesitan aquellas personas de las que Bertolt Brecht llamaba ‘imprescindibles’, las que están a las duras y a las maduras. Las que no dimiten. Las que construyen cambios desde sí mismas. Las que sólo dan pasos atrás para coger nuevo impulso.

  • emilio martínez

    Gracias Céline. Buen análisis. Misma desgracia.

  • Ismael

    Una gran pena. Me pregunto si volverá a ver una oportunidad así. La privatización de la izquierda burgalesa al servicio de quienes la entienden la política como adrenalina para las venas. El sexo, política y rock-and-roll, de PODEMOS Burgos no combina bien con la democracia, la horizontalidad Los responsables de este desastre independientemente de los resultados electorales futuros serán los nombres propios que se nombran en la entrevista. Pero también todos aquellos que jalearon y jalean al “clan” acaso para lograr sus favores, y de alguna manera, todos los que nos hemos desentendido, acaso por aburrimiento, porque tenemos otras ocupaciones en la vida, o porque tras presenciar cómo habían destruído Izquierda Unida, nos imaginábamos lo que iba a ocurrir con PODEMOS. La antítesis del 15-M. Me quedo con tu última frase, “de la oscuridad se aprende” ojalá tengas razón, porque hubo gente a la que se previno de que algo parecido a esto iba a ocurrir. Claro que “no hay peor ciego que el que no quiere ver”

  • lucas

    Gracias Celine por tu trabajo, tu militancia, tu experiencia y tu sinceridad. En la izquierda burgalesa te necesitamos, a ti y a todas y todos los que han regresado al sofá…..
    Lucas Mallada.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies