Hasta el 31 de agosto se puede ver la obra de Luis Valpuesta en el Consulado del Mar

Por Burgos Dijital

Luis ValpuestaDurante este mes de agosto y hasta el miércoles se podrá ver la muestra pictórica del artista Luis Valpuesta, hijo de emigrantes burgaleses; nació en Caracas en 1952, donde se adentró en el mundo del dibujo y la pintura de manera autodidacta. Sus pasos siempre han estado ligados al arte, primero formando parte del equipo de escenografía del colegio donde estudió, posteriormente como profesor de dibujo técnico y, más tarde, trabajando como diseñador gráfico. 

“Suelo inspirarme en lo que me rodea, cosas simples de la vida diaria.  Puede ser un tablero de ajedrez, una octava de un piano o los objetos que dejaron sobre una mesa camilla, pero es evidente que me escoro mucho hacia temas de arquitectura tradicional.  Para mí, estas construcciones tienen un poder conmovedor porque forman parte de muchas historias personales que, al sumarlas, se convierten en memoria colectiva.  Al convocar desde mis lienzos esa memoria busco que la gente se reconozca y se diga algo más que un me gusta o no me gusta.  Mi intención es que los espectadores puedan llegar al “yo conozco esa calle”, “yo pasé muchas veces bajo ese arco”, o simplemente “yo soy de allí”.

Y es que pintar es para el artista un acto tremendamente libre y asegura que esa libertad puede llevar a límites extremos como en el estilo abstracto o los performances conceptuales.Luis Valpuesta

“El arte no tiene nada que ver con el rigor de una sentencia jurídica, de un manual de instrucciones o de un informe financiero.  Yo, dentro de lo figurativo, disfruto representando las cosas ‘a mi manera’ y así lo quiero mostrar.  Por eso las líneas salen como salen y, finalizado el cuadro, terminan siendo tan reales como el objeto en que se inspiraron.”

Cuando el artista pinta realiza un juego con todos esos colores de las cosas y los combina echando mano indistintamente de técnica e intuición.  La técnica de Valpuesta alterna tonos vecinos en el círculo cromático, con otros antagónicos, es decir un juego creativo fruto de la intuición y el conocimiento cromático.

Según María Rejas Redondo, Historiadora del Arte, el lenguaje pictórico de Luis Valpuesta se ha forjado en esos paralelos del trópico; sus obras, realizadas en formatos y técnicas muy variadas, tienen ese pulso vital de realismo mágico. Destacan por la brillantez de la luz, la fuerza del color y la vibración de las formas. Sus temas subliman lo cotidiano y homenajean lo sencillo. En las propuestas pictóricas que nos hace se llega a percibir que su cuna en las artes plásticas la mecieron las gentes, las costumbres multiculturales, los paisajes, el color y la luz de su Venezuela natal. La vibración que da a sus composiciones aportan la energía y el movimiento de la pincelada de los posimpresionistas y sus arriesgadas obras. Estar ante las obras de Luis nos lleva a evocar recuerdos que nos llaman al juego, a la alegría de vivir, y a la inocencia conectando así con los principios reivindicativos de la vanguardia. 

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies