Nordeste de Segovia: Verdad, Justicia y Reparación.

30 de abril

El próximo 30 de abril el salón de actos del Ayuntamiento de Ayllón acogerá la conferencia del profesor Santiago Vega Sombría, estudioso de la represión franquista en la provincia de Segovia.

Se trata de la primera jornada pública organizada por la Comisión para la Recuperación de la Memoria del Nordeste de Segovia en defensa de la Verdad, la Justicia y Reparación. El propósito es tanto vindicar la señalización, dignificación y exhumación de los restos de republicanos asesinados que aún se encuentran en cunetas de la comarca, como esclarecer públicamente las ejecuciones y condiciones de trabajo de presos políticos forzados en la construcción del Embalse de Linares del Arroyo que fue inaugurado por Franco en 1951.

Ochenta años después del Alzamiento militar contra la Legalidad Republicana, la verdad sigue encontrando serios obstáculo para abrirse paso en buena parte del medio rural de nuestra provincia y en toda la Comunidad de Castilla y León, situación agravada por la pasividad prolongada de gobiernos que han seguido manteniendo cerrada bajo siete llaves “la caja negra” de los delitos políticos, económicos y culturales cometidos durante cuarenta años de régimen franquista, esa “caja negra” que encierra la auténtica Historia de nuestro siglo XX.

Es pues hora de decir basta y abrir las puertas a la verdad, la justicia y la reparación que merecen las víctimas de cuatro décadas del brutal atropello condenado por la legalidad internacional y la historia, un atropello a las libertades y la vida denunciado reiteradamente la Comisión de Desapariciones Forzosas de la ONU, el Consejo de Europa y la Justicia Argentina, en Querella frente al inmediato pasado militar-fascista, sus encubridores y sus protagonistas vivos.

Y son precisamente las nuevas condiciones políticas, creadas por los amplísimos sectores sociales descontentos que han renovado con sus votos la representación política en Ayuntamientos y Gobiernos, las que también contribuyen a extender y vitalizar el conjunto del Movimiento Memorialista y sus iniciativas, muy patentes en el curso de este mes de Abril de 2016 extendiéndose a buena parte del país.

La excelente investigación que en 2002 Santiago Vega publicó como tesis doctoral, insertó Segovia en el mapa de estudios sobre la represión franquista a partir de 1936, ofreciendo junto al análisis el balance de datos contrastados de la represión en una provincia en la que la población se manifestó mayoritariamente afecta a los golpistas y donde no hubo respuestas armadas contra quienes que se sumaron al alzamiento desde el mismo 18 de julio de 1936 y donde, sin embargo, imperó el terror como en el resto de Castilla.

La represión selectiva sobre dirigentes y militantes de izquierda, incluyó la depuración de maestros y funcionarios progresistas. Santiago Vega lo concreta en las trágicas cifras de 356 ejecutados, 520 depurados, 2.282 presos políticos y 1.603 afectados por procedimientos de responsabilidades civiles.

Aunque la mayoría de ejecuciones y encarcelamientos se produjeron durante el primer año de militarización fascista de la provincia, la represión prosiguió hasta entrados los años cuarenta, cuando segovianos que habían pasado a los frentes republicanos volvieron a sus pueblos de origen.

Pueblos como Cuellar, Otero de los Herreros, El Espinar, Coca, Bernardos, Sepúlveda, Cantalejo, Cabezuela…y el propio Linares del Arroyo (sumergido bajo el Embalse situado en el término municipal de Maderuelo) cuentan en su historia con un número significativo de represaliados. En otros casos, las informaciones imprecisas, los silencios vecinales y familiares siguen siendo presa de las viejas prácticas de aterrorizar a las poblaciones como dictaminaron Mola, Franco, Yagüe y sus acólitos y como ejecutaron con entusiasmo criminal, militares, falangistas, guardias civiles y requetés del momento.

En cuanto a las obras del Embalse de Linares que habían sido iniciadas bajo el Gobierno de la República (como las de la línea férrea Madrid-Burgos), continuaron a punta de pistola. Suprimida cualquier actividad sindical, fueron denunciadas ocho personas afines a la izquierda local y ejecutadas en agosto de 1936.

En la continuación de los trabajos del embalse se empleó entonces a prisioneros políticos que trabajaron en régimen de semiesclavitud, mientras el pueblo de Linares del Arroyo desapareció del mapa y sus vecinos fueron realojados en los terrenos de La Vid y Guma, en la pedanía de Guma.

También Isaías Lafuente, en su trabajo Esclavos por la patria publicado el año 2002, cita las obras del Embalse de Linares en el apartado dedicado a los trabajos realizados por los Batallones Disciplinarios de Soldados Trabajadores Penados (BDSTP), hechos confirmados por el Documental Campos del Silencio, que vio la luz en el año 2007 dirigido por Eloina Terrón.

A día de hoy, abril del año 2016, los hechos sobre la represión en la provincia de Segovia siguen abiertos y también la adecuada señalización de los Lugares de Memoria. Se implantó alguna placa de reconocimiento a fusilados (Sepúlveda y Cuellar) pero el Embalse de Linares solo sigue reconocido como aséptica zona de pesca y baño y la propia Cárcel Provincial de Segovia, que anualmente alberga la iniciativa artística Galerías en 25 celdas conservadas como testimonio, sigue huérfana del Museo- Memorial que exige su función emblemática como penal franquista y en recuerdo de las luchas que allí desarrollaron los presos políticos que la habitaron como inquilinos forzosos hasta 1977.

Sonia Castro (Concejala de Ayllón Camina)
Acacio Puig (preso político del franquismo)

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies