Entrevista al joven actor de cine, teatro y televisión David Blanka

14484582_1203057563071153_6791997854490183277_nDavid Blanka nació en Llangreú (Asturias) en 1984 Es un joven y prometedor actor español especializado en el dominio de voces y acentos, una aficción que le viene desde pequeño. Estudió en el Laboratorio William Layton de Gijón y el Temple de Londres. Es un profesional polifacético que combina el teatro (microteatro o escenarios), el cine y las colaboraciones en series y programas de televisión. Actualmente triunfa en los escenarios con “La estética de las cosas” una de las obras mas conocidas del dramaturgo, guionista y realizador estadounidense Neil La Bute (Una mañana con Velvet, Amigos y vecinos etc.) dirigida por Chema Renove.

 Por Eduardo Nabal

 “El arte y la cultura siempre han sido formas diferentes de ver el entorno”

Hola David. Para entrar de lleno en el asunto explícanos con claridad a los que no sepamos exactamente en que consiste eso del micro-teatro por dinero.

David Blanka: El micro-teatro por dinero es una modalidad de teatro a pequeña escala que ha tenido buena acogida recientemente. Consiste en hacer espectáculos breves de forma simultánea en un mismo local, en diferentes escenarios habilitados para ello. Es una forma muy directa de contacto entre el actor o actriz y el público, al que casi puede tocar.. También se habilitan en otro lugar zonas de bar o cafetería y el público puede ver este u otro espectáculo que suelen ser propuestas de no más de veinte minutos y de carácter lúdico, innovador e intimista. Lo del dinero suele ir por taquilla, pero la forma varía según los locales.

cartel-estetica-web-724x1024-Haces tantas cosas (pequeños papeles, doblaje, voz en off, series de televisión) para sobrevivir o lo ves de una manera mas positiva y cada cosa tiene su aquél.

David Blanka: Yo lo hago porque me gustan todos los formatos que has mencionado y alguno más, de modo diferente, me permite desarrollar todas mis facetas como actor. Desde pequeño me ha gustado mucho el modular la voz y el doblaje, lo que llaman “voz en off”.Aprendo de todos las experiencias de trabajo y ahora además, en el mundo en que vivimos se valoran muchos los formatos audiovisuales.

-Tu empezaste a estudiar en el laboratorio de William Layton en Gijón, tu ciudad natal. En ocasiones se ha contrapuesto el método más lúdico y didáctico de Layton al método emocional del Actor Studio. Pero con tu buena voz y tu presencia ¿Aceptarías el papel de Stanley Kowalsky en “Un tranvía llamado deseo”?

David Blanka: Ufff, por supuesto. Sin la menor duda. Es un personaje clave en la historia del teatro estadounidense, universal y un ser lleno de fuerza sobre un escenario. Además de muy complejo y con muchos matices, dentro de una obra dramática maravillosa, intemporal. Lo aceptaría fuera cual fuera la compañía que me lo propusiera.

-¿No percibes todavía cierto miedo o pudor entre la gente del mundo del espectáculo – no solo actores y actrices- en España por mostrar, de cara al público, sus ideas políticas o su orientación sexual?

David B: Creo que ya no tanto, afortunadamente. Ni mucho menos. Veo más miedo por parte de la persona que auténticas reacciones negativas de la gente. Son pequeñas resistencias bilaterales más ficticias que reales. Amenábar ha dicho que es gay y todo el mundo va a ir a ver su próxima película. Yo asistí ayer al estreno de “De chica en chica” un filme de amor entre dos chicas jóvenes, estaba a rebosar. Aunque sé que en todas partes no es igual. Tampoco, si eres un buen profesional, tus ideas políticas son ningún estigma, pienso yo. No tienen por qué serlo, se valora tu trabajo. En el caso de estrellas como Ricky Martín sintió que necesitaba decir públicamente que era homosexual, que lo liberaba, y su carrera va viento en popa. Eso afortunadamente está cambiando claramente.

-Percibo que muchos talentos españoles se van a trabajar al extranjero. Ejemplos Amenábar, Bayona, Coixet, Banderas, Torregrosa, Elena Anaya, Penélope Cruz etc, etc. ¿Es debido a la recesión económica, al desinterés gubernamental por la cultura, al pecado español de la envidia o puede deberse a muchos factores?

David Blanka: Yo creo que principalmente se debe a que cada uno de ellos y ellas encuentra un lugar o un país donde se siente más cómodo/a para desarrollar su faceta artística. Si a mí me surgiera una oportunidad más provechosa en otro lugar tampoco diría que no. Bien es cierto que en este país nunca se ha considerado a la cultura y el espectáculo como un trabajo de primer orden, algo que afortunadamente va cambiando. También se ve a los artistas como personas más críticas o sensibles a las injusticias de la realidad que vivimos y eso no gusta demasiado a las fuerzas establecidas. Las emociones y el sentido crítico nunca han gustado al poder establecido. El arte y la cultura siempre han sido formas disidentes y discrepantes de ver el entorno.

-¿Qué opinas del teatro de Neil LaBute y sus conflictos de pareja entre la ironía y el drama, el humor y la crispación?

David Blanka: En “The Shape of the things” Neil LaBute es capaz de mostrarnos todas las debilidades humanas y cómo somos capaces de hacer cualquier cosa con tal de gustar y/o impresionar en nuestro entorno, sin importar las consecuencias de nuestros actos. Todos los personajes pudiéramos ser cualquiera de nosotros, en nuestro día a día. A través de la ironía y el sarcasmo, LaBute nos introduce en las relaciones humanas de modo magistral. Mi personaje es un buen chico que acaba mostrando su faceta menos agradable y más turbulenta.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies