Carta de despedida

Foto BurgosDijital

Carta de los lectores

Solo quiero decirte adiós, que no sé dónde vas, ni por qué, pero ya no te veo.

Aquí eres una cifra más, un número en la estadística, un asunto inevitable de la vida. Pero sabemos que no eres solo una cantidad, eres una amiga, una tía, una hermana, una vecina… Eras un corazón que se paró. No se sabrá por qué falló, solo se sabe la realidad, que no estás. Pero mientras aquí, cuando leemos las noticias esas que dicen informarnos, seguiremos pensando lo afortunados que somos. Seguiremos creyendo que los políticos hacen lo posible porque la sanidad funcione y nos lo demuestran con unos dígitos que siempre salen bien.

Y me pregunto, ¿Qué es salir bien?

Lo único que sale aquí es que cada vez las personas importamos menos, que el dinero está por encima de cualquier decisión, y que la vida de las personas está dejando de tener importancia. Profesionales sanitarios y funcionarios agotados porque no pueden soportar todo lo que ven, frustrados porque se podía hacer más y de otra forma, desesperados porque sus esfuerzos no pueden paliar todo. Y por si esto fuera poco, hemos de venerar esas donaciones de dinero para material médico provenientes de empresas, fundaciones etc… que rebosantes de caridad nos dan alguna de las migajas que les sobran, de todas las ingentes cantidades de dinero que han conseguido reduciendo en costes. Mejor dedíquense a sus funciones, paguen a sus empleados un sueldo digno, no reduzcan en materias primas a costa de dañar el planeta, y quizás se puedan ahorrar todas estas donaciones porque el vivir nos causará menos enfermedades.

Hoy, un día de mayo, un mes de flores, te digo y te decimos adiós. Eres una flor más de esas que se han caído al suelo y no puede levantarse. Nos dejaste, arropada en los brazos de quien te quería, despidiéndose de ti, llorando por no poder hablar más contigo.

Buen camino, buena llegada donde quiera que vayas.

1 Comment

  • Rosa M Merino Francés.

    Cómo que una despedida, por favor no. Ya sé que no es facil, yo no sé escribir, pero con vuestros artículos me he sentido acompañada incluso cuando no os conocía, quizá solo sea una pequeña crisis.
    Habeis sido muy valientes siempre. Por favor seguir.
    Con mucho dolor, si de verdad es una despedida.
    De todas maneras, todo mi cariño por todo lo que habeis hecho y aportado durante todo este tiempo. Hasta siempre.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies