Una treintena de organizaciones sociales piden el fin de la Tasa de ocupación de espacios públicos para actividades sin ánimo de lucro

Este sábado 12 de mayo, en la Plaza Mayor, desde las 12.00 horas, más de 30 organizaciones sociales de Burgos se concentran para recoger firmas contra el pago de la Tasa de ocupación a organizaciones sin ánimo de lucro

Por Burgos Dijital

Colocar una mesa en la Plaza Mayor para pedir firmas a favor de los refugiados supone pagar una tasa de 24 euros/día. Así le ocurrió a la presidenta de Burgos Acoge, Asunción Cifuentes. Notificó al ayuntamiento en nombre de la Plataforma, Burgos con las personas refugiadas, y le llegó la notificación de pago a su domicilio particular.  Si la actividad ha sido bendecida por el Ayuntamiento, no pagas nada. Incluso comentan alguna asociación que si la cartelería lleva el logo del IMC, algunos espacios municipales se ceden de manera gratuita.

Da igual si las organizaciones están declaradas de utilidad pública, el rasero para decidir quien paga es discrecional. Así ocurría la semana pasada cuando la asociación Hablamos Español colocó una mesa junto a la Diputación para recoger firmas. Según pudimos comprobar, tenía la autorización y exención de total de la tasa de pago.

La ordenanza municipal 213 en su artículo 15, permite la exención a organizaciones sin ánimo de lucro, pero este equipo de gobierno utiliza de manera discrecional quién paga y quién no. El procurador del común recomendaba al Ayuntamiento en 2016, modificar la ordenanza para incluir a las organizaciones sociales de manera clara en la exención de la tasa, dada su naturaleza no comercial.

Los impedimentos para la movilización y participación ciudadana no quedan ahí. La quema de la sardina en los carnavales de este año, ha supuesto un antes y un después en la organización de actividades de calle. Los planes de emergencia y autoprotección obligatorios, para actividades al aire libre, suponen un desembolso económico y humano que muchas asociaciones deben cubrir con fondos propios. Entre 600 y 700 € es el coste medio por un plan de emergencias, requisito que han comenzado a exigir el Ayuntamiento para las actividades en suelo publico. 

Un teatro callejero, un taller de pintura, un mercadillo, el día de la Bici, incluso el día de la Solidaridad organizado por la Coordinadora de ONGd y donde participa el área de participación ciudadana del Ayuntamiento deben tener un plan de emergencias.

Sancionar y limitar a través de tasas económicas la participación ciudadana es el proceder de este ayuntamiento. No quieren gente en la calle que visibilice problemáticas sociales. En especial, la plataforma Burgos por las personas refugiadas han visto rechazada la posibilidad de colocar en los Mupis,(mobiliario urbano de información), la campaña de sensibilización por las personas refugiadas, con variadas escusas burocráticas. Se sospecha que el mensaje por las personas refugiadas no le gusta al Ayuntamiento y lo quiere censurar.

Para más información de los colectivos adheridos y firmar a favor de la elimanción de tasas de ocupación del espacio publico para organizaciones sin ánimo de lucro, puedes hacerlo aquí.

1 Comment

  • Inés Santamaría

    Qué se puede esperar de esta ciudad de fascitoides. En cambio no se cansan de nutrir con dinero de todos los Castellanos y Leoneses a las ” Edades del Hombre ” año tras año. ¡¡ ¡Asco de ciudad, de Comunidad ,de País y del 80% de sus ciudadanos!!!!

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies