Un florero en la capilla de los Condestables

Por Burgos Dijital

Hoy, 10 de mayo, el Procurador del Común ha visitado Burgos para presentar su informe anual ante las Cortes de Castilla y León dentro de la Catedral de Burgos, y concretamente en la capilla de los Condestables.

A buen seguro el bueno de Don Javier, de apellidos Amoedo Conde, no ha tenido a bien el explicar la indefensión y la desesperación en la que se encuentran numerosos empleados públicos que, a través del colectivo Viernes Negro, realizaron una denuncia fundamentada sobre las supuestas irregularidades contra el régimen de incompatibilidades y posibles delitos que de ello derivara, cometidos por un funcionario del Servicio Territorial de Hacienda de Burgos.

De ello ya hemos dado cuenta en este medio pero conviene hacer un recordatorio del proceso que demuestra con claridad la opacidad y la protección que a día de hoy siguen teniendo los denunciados cuando estos tienen un importante anclaje en la estructura política de la administración.

Todo comenzó el 5 de diciembre de 2014 cuando el colectivo registró una denuncia en la que se argumentaba que un funcionario del Servicio Territorial de Hacienda, dedicado a la tramitación de la liquidación de impuestos, “captaba” clientes como abogado particular en la oficina pública, convirtiéndose en apoderado, representante y funcionario tramitador en muchos de los expedientes, con lo que además de crear una red clientelar y de obtener información privilegiada , podría incluso llegar a influir en las pre-tasaciones a favor de sus representados.

Tras esta denuncia realizada a la Inspección General de Servicios, la misma solicitó pruebas documentales a los funcionarios, aportadas el 6 de marzo de 2015. Desde entonces no hubo respuesta, sino que, según algunos funcionarios, actuó en el sentido de informar al denunciado para que éste fuera “más discreto.

Todos estos hechos movieron a diversos miembros de Viernes Negro a realizar una denuncia fechada el 4 de diciembre de 2015 y dirigida a Juan Vicente Herrera para informarle y pedirle explicaciones sobre la inhibición del máximo órgano de control y supervisión de la Junta en este asunto, pero la Junta siguió manteniendo una estrategia de silencio. Por ello, tres meses después se dirigieron al Procurador del Común, el cual la admitió a trámite y solicitó de nuevo pruebas documentales sobre las supuestas irregularidades.

Javier Amoedo resolvió el 22 de diciembre del año pasado que, tras el examen de los hechos y la respuesta solicitada al funcionario aludido, podría haber irregularidades tanto en el régimen de compatibilidades como en el cumplimiento del horario de trabajo, e instaba de nuevo a la Inspección a actuar y a dar traslado al colectivo denunciante del resultado de estas actuaciones.

Lo más grave del informe es que el Procurador reconocía que ni la Inspección le había remitido el informe de conclusiones de la supuesta investigación ni la Consejería de Economía y Hacienda le había informado sobre el reconocimiento de compatibilidad o la apertura de actuaciones disciplinarias.

Tras ésto, dos de los denunciantes, según nos confirman, escribieron al Procurador del Común para intentar concertar una entrevista personal con el mismo, dada la escandalosa resolución donde se reconocía la obstrucción en la investigación por parte de varios altos cargos y la cantidad de pruebas acumuladas y enviadas a la institución. Pocos días después, a finales de enero de este año, recibieron respuesta de la Secretaria del Procurador: Javier Amoedo se negaba a recibirlos.

Uno de los funcionarios nos comenta “no sabíamos que hacer ni para donde tirar. Nos sentíamos impotentes y desprotegidos, intentando comprender si este funcionario formaba parte de algo más grande, tan grande como para que altos cargos utilizaran todas las argucias posibles para protegerlo. De pronto se nos abrió una posibilidad: la Ser de Castilla y León quería hablar con nosotros sobre este tema, no era la primera vez que podíamos hablar de algunas de nuestras denuncias en la radio, se portaban bien.”

Cuando la periodista Lara Vegas de la Cadena Ser se puso en contacto con uno de los portavoces, éste describió todo el proceso y recalcó especialmente la falta de colaboración acreditada por parte del Jefe de la Inspección, del Consejero de Presidencia y de la Consejera de Hacienda. Nada más se quiso saber en la emisora: “No era la primera vez que hablaba para la radio por teléfono y sabía que antes de grabar la entrevista, la periodista te pregunta previamente sobre aquello de lo que vas a hablar para que salga luego más fluida, así que a ello me lancé. La sorpresa fue cuando llegué a relatar los obstáculos de los altos cargos y la posible incurrencia en un delito del propio Procurador porque en su reglamento dice que la institución puede y debe de llevar a la Fiscalía aquellos asuntos que puedan ser objeto de investigación en la vía penal, y el Procurador tenía sobradas pruebas para ello. En ese momento, Lara me comenta que antes de grabar tiene que comentarle todo esto a su Jefe de Redacción y que me llamaría en unos minutos. De eso hace ya más de dos meses y no he vuelto a recibir una llamada.

Otra nueva puerta cerrada y una razón más para la frustración y la sospecha. Poco tiempo después, también a finales de enero, el procurador de Ciudadanos Manuel Mitadiel se mostró interesado en la denuncia que seguía sin resolverse y se puso en contacto con algunos empleados públicos, los cuales decidieron “utilizar” al procurador para que éste emitiera dos preguntas parlamentarias dirigidas a la Consejera de Hacienda Pilar del Olmo y al Consejero de Presidencia Jose Antonio de Santiago Juárez.

El político tuvo su momento de gloria por un día, ya que al informar de la presentación de estas preguntas en las Cortes, los medios locales le colocaron en primera plana y se hicieron eco de una noticia de la que el colectivo Viernes Negro llevaba dos años intentando colocar en la agenda mediática. Nuestro confidente nos informa “que ese mismo día quisieron ponerse en contacto con nosotros desde el Diario de Burgos, pero nosotros no estábamos dispuestos a hablar con ningún periodista del diario. No nos fiábamos de ellos, ya que habían dado suficientes muestras de parcialidad y de ponerse del lugar del Partido Popular. Es más, nos conocen de sobra: hemos mandado todas nuestras denuncias al diario, junto al resto de prensa local, y todos han respondido con la espiral del silencio. Han querido sepultarnos, como si no existiéramos. Así que dijimos que no, por dignidad.

Ninguna de las respuestas se ajustaba a las preguntas, algo que debe de ser muy habitual en temas espinosos en las funciones de control de las Cortes. Tan es así que Mitadiel envió un correo al portavoz de Viernes Negro con las respuestas y con esta aseveración: “Te envío la respuesta que he recibido a las preguntas realizadas. Como podrás comprobar, no responden. Si quieres que vuelva a insistir, dime como puedo plantear las preguntas para que me tengan que responder.”

La respuesta que le dio a Mitadiel y que nos ha hecho llegar, la transcribimos literalmente porque resume la situación crítica en la que se encuentra la administración en esta comunidad y la nula presencia de contrapoderes que pongan freno a la desastrosa política del gobierno Herrera:

Hola Manuel. En primer lugar darte las gracias por servir de instrumento para que las personas podamos acceder de vez en cuando a la mínima posibilidad de control y fiscalización de aquellos que nos gobiernan, aunque en este caso yo diría “nos malgobiernan”.

Como podrás comprobar, aunque supongo que ya empezaréis a estar acostumbrados, esta gente nos toma literalmente el pelo como nos lo llevan tomando, aunque en algunas ocasiones se han visto forzados a dar marcha atrás en sus intenciones o a maquillar ciertos asuntos feos, desde que unos cuantos empleados públicos comenzamos a trabajar para revertir situaciones ilegales, oscuras e irregulares bajo los paraguas de PLADEPU y Viernes Negro.

Resulta descorazonador sentir como nos jugamos nuestra carrera administrativa y profesional a cambio del desprecio y la maldad que solo un individuo que no contesta a preguntas tan claras, evidentes y directas, muestra con su respuesta.

El funcionario en cuestión, campa a sus anchas después de habernos amenazado personalmente, sabiendo de su impunidad y protegido anteriormente por el Jefe de Servicio de Hacienda Jaime Mateu, hoy diputado, y ahora por la nueva Jefa del Servicio.

Tenemos todos los datos que no podemos llevar a los tribunales porque estamos obligados a respetar el cauce reglamentario que hemos utilizado. Tenemos testimonios y la certeza absoluta de que los hechos denunciados se han producido y muy probablemente se sigan produciendo. Por lo que a la única conclusión inteligente a la que se puede llegar es que este funcionario, tan bien relacionado políticamente y protegido hasta por el propio Consejero de Presidencia y la Consejera de Hacienda, es sólo la punta del iceberg.

Todo ello demuestra además la absoluta futilidad de la ley aprobada sobre la protección de funcionarios denunciantes. Una pena, una oportunidad perdida y una España cada vez más sucia, más echada a perder por los que anteponen sus intereses de partido y el secuestro de las instituciones a la verdadera regeneración moral (me parece una torpeza intelectual hablar de “regeneración democrática”) de la cual estamos cada día más lejos, por mucho que muchos políticos de todos los colores se harten de decirlo y de escucharse así mismos.

Espero que no te moleste lo que he expresado y si en algo estás de acuerdo, espero que sirva para que te empape y empapes a los que te rodean.

Por lo demás, creemos que sería una verdadera pérdida de tiempo insistir a través de las Cortes, ya que Santiago-Juárez nos demuestra que las mismas son para él una liturgia molesta a la que hay que acudir de vez en cuando para justificar su sueldo.

Muchas gracias por tus molestias y por haber conseguido al menos ponerlo por un día en la agenda de los medios locales. Nosotr@s por nuestra parte intentaremos que esto no se cierre en falso, como pretende el Partido Popular. Y si realizamos algún otro tipo de acción, te lo haremos saber.

Con toda seguridad de todo esto no habrá hablado el capellán Amoedo ni la corte de cortesanos dispuestos a escuchar la aburrida perorata que convertirá su sangre en horchata.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies