Solidaridad con los 8 de Goodyear. Contra la represión sindical y despidos en Francia

14741040_10154619100621171_211670684_nPor Tomás Fernández Peña, IZAR ALMERÍA

El mundo del trabajo y la juventud han hecho durante muchas semanas la demostración de su determinación y capacidad de monopolizar la vida política cuando luchan unidos. La Loi travail se ha aprobado pero el combate contra su mundo capitalista continúa.

La represión, siempre para la clase obrera, nunca para los explotadores y patrones

Es el mismo estado el que asesina en los barrios populares, mutila a sindicalistas, encarcela a militantes anti-Loi travail, despide y destruye vidas, multiplica las guerras, siembra el racismo y la miseria. La movilización contra la Loi travail ha sacado a la luz la violencia del estado. Bajo la cobertura del “estado de emergencia” se han multiplicado los controles raciales en los barrios populares, de trabajador@s. Y a los jóvenes que tendrían demasiado aspecto de “musulmán de apariencia”, según Sarkozy. Decenas de jóvenes, sindicalistas, militantes del movimiento han sido puestos bajo vigilancia y un buen número de ellos están a la espera de juicio por simplemente haber defendido nuestro presente y futuro, y la libertad de manifestarnos.

No pasa nada grave para los Balkany, Sarkozy o Cahuzac, cuyos archivos están en cambio bien llenos. Mientras que todos estos ricachones siguen pavoneándose en los medios, haciendo tranquilamente sus pequeños negocios o preparándose para presentarse a la elección presidencial mientras que se benefician sin límite del dinero público, otr@s son despedi@s por una camisa rota arrebatada, incluso condenad@s a cárcel por simplemente haber defendido sus empleos como los Goodyear de Amiens.

Para los patrones y poderosos, el gobierno siempre ha desplegado la alfombra roja, ha repartido miles de millones y ha dado libertad total para explotar y disparar contra l@s asalariad@s. Y la represión es brutal para quienes levantan la cabeza y tratan de poner en jaque a esta política.

No hay más manera de evitar que se apruebe que en la calle y por medio de la huelga.

La movilización ejemplar contra la Loi travail ha dado otra amplitud a las luchas demasiado a menuda dispersas pero que no dejan de existir en todos los sectores laborales, donde la obsesión patronal es reducir a la nada los derechos obreros elementares. Desde la vuelta al curso ya l@s trabajador@s sociales, l@s emplead@s de SFR, los docentes de instituto amenazados con salir de la educación básica y l@s hospitalari@s han estado al menos una vez en huelga.

Esta manifestación también es reveladora para una gran parte de la juventud y del mundo del trabajo de que no tenemos nada que esperar del juego institucional que pone en el poder a quienes todos los días están en el campo de los explotadores. Es la unidad de nuestras luchas, nuestra determinación para bloquear la máquina de explotación lo que pondrán por los suelos la Loi travail y el mundo podrido que conlleva. El 19 y 20 de octubre se llevará a cabo el juicio a los 8 de Goodyear. ¿Todo esto por qué? Por haber defendido, sin descanso durante 7 años, el mantenimiento de sus puestos de trabajo. Durante estos años se han enfrentado a un buen grupo de matones y mentirosos: a la dirección de la empresa, que en 2013 decía querer “limitar al máximo las consecuencias sociales” del cierre, al presidente François Hollande, que en 2011 afirmaba defender una ley contra los despidos.

Finalmente han sido 1143 trabajador@s quienes ha sido dejad@s de lado y ha habido muchos suicidios desde el cierre. En esta sociedad capitalista, donde la mayoría de nosotr@s no tiene más que su fuerza de trabajo para sobrevivir, perder el trabajo, perder el salario, es perder todas las perspectivas inmediatas de alimentar a la familia, de mantener la vivienda, de soñar, en definitiva. El 19 y 20 de octubre en Amiens tendremos la oportunidad de tener un punto de encuentro y convergencia de tod@s aquellos y aquellas golpead@s por la represión patronal y del gobierno pero también de todos los equipos sindicales combativos, de todas y todos l@s militantes de la huelga que durante meses han ocupado, se han manifestado, han reivindicado juntos que no tienen la intención de pararse aquí.

La jornada de movilización del 15 de septiembre ha sido un gimnasio para las piernas. Más allá del número y la fuerza expresada, nuestra lucha debe continuar. La intersindical nacional ha hecho sonar el final del partido sin proponer ninguna alternativa excepto para ir hacia atrás, como antes del 9 de marzo, cuando combatíamos de forma aislada, cada uno en nuestra empresa, en nuestro sector.  Mientras que los despidos llueven por millares y  nuestras condiciones de trabajo y de vida se degeneran día tras día, las y los trabajador@s militantes y combativ@s son condenad@s como criminales. Los días 19 y 20 mostrémosles la fuerza y la determinación de nuestro campo social. ¡Todas y todos a Amiens!

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies