¿A quiénes urge salvar el régimen del 78 señor Cebrián?

Juan luis Cebrián Foto EFE

Por Acacio Puig

El sábado 28 de octubre Cebrián, presidente de EL PAIS e intermediario entre el neoliberalismo internacional y “el papel” que en este período dirige el señor Caño, empuñaba la cornetilla para tocar a rebato. Lo hacía desde la página 11 de la sección Opinión mediante una astracanada página propia del siglo XIX y en sintonía con el monstruoso titular de su primera página: “el Estado acude a sofocar la insurrección”.

Pero bueno ¡qué lástima! La pertinaz flojera mental de los intelectuales orgánicos del sistema les lleva a confundir Estado y tripartito constitucionalista y desobediencia civil (para ejercer el derecho inalienable a decidir) con algo tan fuerte como INSURRECCIÓN.

Cebrián tocaba a rebato y todo vale cuando de lo que se trata es de engordar la bola tóxica para mejor vaciarla de contenidos medianamente racionales. La jerga al uso ya tiene bien acuñados los calificativos tremendistas que estima de eficacia infalible: “los bolivarianos… bananeros… anarquistas irredentos…antisistemas agrupados en Podemos…” Aunque algunas de sus “ironías generacionales” ya no dicen nada a los menores de 50 años (“la banda de los cuatro”, por ejemplo…resulta un tanto apolillada pero lo importante para quien se ufana sin duda de haber incorporado EL PAIS a la Gran Prensa Amarilla Internacional es… ¡¡¡Qué no falte de nada!!!

Barra libre de estupideces que envuelvan la vieja propuesta felipista divulgada por sus siervos, sean barones o baronesas: Gobierno de concentración-salvación del régimen (monárquico, neo franquista, depredador de derechos y libertades y oligocrático). Y para ello, pasar de puntillas sobre “la ley” es decir la Constitución del 78 y alabarla sin límites. Una Constitución que colaron en 1978 a un pueblo despolitizado, amedrentado y finalmente engañado con las lentejas de la transición presentadas como el versus de la “democracia orgánica”, el trueque de partidos políticos por “asociaciones” de la libertad sindical por el sindicato vertical.

En aquel contexto adobado por represión de manifestaciones, emergencia feroz de bandas fascistas, legalidad de organizaciones del mismo color pardo, asesinatos y atropellos, los hombres de Antiguo Régimen perpetraron el blanqueo del franquismo y lo llamaron democracia, escamotearon el debate público sobre las bases constitucionales y sustituyeron cualquier asomo de proceso constituyente por los pactos que enredaron en la misma cama a franquistas de toda la vida, demócratas de nuevo cuño tras un breve seminario de estudios por correspondencia, comunistas muy “pragmáticos” y socialistas teledirigidos desde solventes centros germano-estadounidenses.

Es ahora, cuando revientan las costuras de esa camisa de fuerza que llaman ley de leyes (porque ni las contrarreformas laborales, ni las leyes de “seguridad ciudadana”, ni la toma al asalto de Catalunya son “anticonstitucionales”) cuando los aparatos mediáticos salen airadamente en defensa de los derechos de los amos y pretenden convencer a buen pueblo que gracias al régimen del 78, escribe Cebrián en su libelo “los españoles han disfrutado de la más prolongada etapa de libertad y el más alto nivel de vida de su historia”.

Quienes como Cebrián y sus compañeros de armas “Transicionales” participan de un régimen que saltó a la palestra emparejado con la llamada cultura del pelotazo (un prólogo de la invasión de burbujas, corrupciones y despropósitos) quizás tienen motivos para estar satisfechos de su estatus que defienden tildando a la disidencia de todo lo que se les ocurre. Vale, están en su derecho a cínicos irredentos y trileros del pensamiento… Pero, por favor, que no sigan confundiendo “el Estado” con su tripartito (PP-PSOE-Cs´) ni tampoco su propio nivel de vida con el de los españoles… ¡ni con el de las españolas -que sigue mayoritariamente varado en dique seco- don Juan Luis!

2 Comments

  • Carmen

    Llevamos unas semanas donde la flor y nata del régimen, empezando por su Jefe de Estado, piden firmeza y aplicar el 155 y lo que haga falta. …Coincidir por acción u omisión con lo peor de lo peor, con los dirigentes del pelaje de Aznar, Rajoy, Felipe González o del Ibex es formar parte de su propia comunidad, es no entender que el origen del problema es el mentado Régimen del 78 y su criatura constitucional que permite gobernar al PP, PSOE o C’s con absoluta soltura …
    http://insurgente.org/como-ser-de-izquierda-y-coincidir-con-rajoy-felipe-gonzalex-y-aznar/

  • Carmela

    El tripartito a mí me recuerda al siniestro trío de Las Azores.
    El tiempo puso la razón en su sitio (y al tripartito también lo pondrá) ; pero la justicia, que en demasiadas ocasiones no es imparcial, no quiso o no pudo poner en su sitio al trío: la cárcel de por vida.
    Por menos de éso, en los países de las monarquías “demócratas”, amigas y “hermanas” del reino que nos impuso el dictador que lo dejó “todo atado y bien atado”, tal cómo Arabia Saudí, sólo por defender pacíficamente los derechos humanos, tal cómo la libertad de expresión,
    ejecutan a menores de edad y a defensores de los derechos humanos.
    Son los medios de comunicación, incluído El País, casi todos comprados o vendidos al capital y la misma ” justicia” que heredamos del dictador los responsables de la situación actual de precariedad, recortes en sanidad, en educación, involución en derechos humanos y en libertades.
    El pueblo catalán ha dicho PROU.
    La legalidad la cambian cuando le conviene al capital.
    La legitimidad está por encima de la legalidad.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies