Las bases del consurso aprobadas para el Museo Cidiano buscan acabar con el mirador

El mirador que desaparecería al construir el museo del Cid

Por Lucas Mallada

Cada nueva intervención urbana genera resistencias, así lo valoran algunas personas próximas al proyecto ganador del Museo Cidiano en el edificio municipal del antiguo asador Arandino, más aún si se trata de un espacio sensible como es el Caso Histórico de una ciudad y tan próximo a la Catedral. Pero más allá de las polémicas surgidas con la Asociaciones de Vecinos “Casco Histórico Alto”, grupos políticos y otras entidades, es importante recordar que el proyecto seleccionado responde a unas Bases aprobadas por la Corporación municipal, y se ciñe escrupulosamente a la normativa prevista en el PGOU, a la espera de los informes de Patrimonio de la Junta e ICOMOS.

El proyecto ha tenido que trabajar con la previsión de un espacio museístico limitado, y son parte sustancial del mismo, porque así lo expresan las Bases del concurso aprobadas por el Ayuntamiento: “el piso superior que se añadiría en el actual mirador, y el piso inferior que se prevé añadir en el patio trasero son consustanciales del mismo, si se suprimen habría que realizar otro proyecto distinto, contando con la merma de espacio útil, y eliminando probablemente la entrada prevista por la calle Fernán González”, así lo manifiestan fuentes cercanas al proyecto.

Al fondo se ubicaría el museo

Más allá de toda esta polémica, nadie ha entrado a valorar o cuestionar la pertinencia del futuro Museo Cidiano o interesarse por lo que vaya a contener este espacio, parece que la sola figura de Mío Cid disipara cualquier sospecha de apropiación del mítico personaje histórico.

Los vecinos se centran, sobre todo en dos cuestiones, el mirador y el piso inferior. En la primera de ellas, alegan que es un espacio público, efectivamente, no se equivocan, público porque es municipal, y no va a dejar de serlo porque se eleve un piso el edifico inferior, como así lo prevé el PGOU. Este espacio no dejaría de ser público, lo que se perdería es su libre acceso a cualquier hora del día y de la noche.  En el caso de la planta inferior en el patio trasero, se despiertan todos los temores de esta ciudad construida sobre los manantiales que proceden de los Cerros del Castillo y de San Miguel, y la fragilidad de sus cimientos.

El proyecto ganador del Museo Cidiano responde a una demanda planteada por el equipo de Gobierno municipal, su idoneidad técnica es indiscutible, otra cosa es la oportunidad social y política del mismo, y la viabilidad al amparo de la protección que UNESCO da al camino de Santiago y la Catedral. En estas cuestiones es en el Pleno municipal donde tiene que discutirse y tomarse una decisión de ciudad y para la ciudad, pensando en conjunto y no solo en algunos vecinos, aunque los argumentos de todos sean respetables.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies