La PAH Burgos ha recuperado una vivienda vacía de Unicaja y solicita un alquiler social para una familia con 4 hijos

Por PAH Burgos

La Plataforma de afectados por la hipoteca de Burgos ha recuperado una vivienda vacía de Caja EspañaDuero (ahora Unicaja) y solicita un alquiler social para una familia con 4 hijos y escasos ingresos.

Nuestra historia

Somos Luis y Jenifer, tenemos 4 hijos de 13- 9- 4- y casi 3 años. En el año 2006 firmamos una hipoteca con Caja Madrid (Bankia a día de hoy). Nuestra cuota era asequible (460€) para la nómina que entraba en casa (1000€). Con la subida del Euribor esta cuota nos llego a subir hasta los 900€ y hubo un momento en el que ya no pudimos pagar, a no ser que dejáramos de comer.

En 2008 cuando recibimos el primer aviso del banco en el que decía que o nos poníamos al día con la deuda o comenzaban el proceso de desahucio nos asustamos muchísimo y abandonamos la vivienda sin más, buscamos un piso de alquiler barato que pudiéramos pagar con mi sueldo, y allí estuvimos unos años hasta que con la crisis, llego el paro…!!!

Imposible de nuevo mantener la vivienda. Esta vez, no quedó más remedio que irnos a casa de mis padres, donde estábamos todos en una habitación. Al acabarse el subsidio, solicitamos la renta de ciudadanía y 8 meses después, nos concedieron una ayuda de 600€, nunca deje de buscar trabajo porque con eso, no viven 6 personas.

No os voy a engañar, algún trabajo de días sueltos, otros en planes de cursos subvencionados, y también, alguna “chapuza”, eso que llaman economía sumergida y que es pura supervivencia…

Con todo este “capital” y como se hacía imposible vivir junto con los niños en una habitación alquilamos una casa (400€) y así hemos ido tirando…

Y una día… Bingo!! Encontré trabajo!!! Estaba súper contento!!! TRABAJO!!! Pero…. Mi sueldo es de 700€, de repartidor, y el vehículo con el que trabajo y el gasoil corren por mi cuenta, así que hace unos meses nuestra casera nos dijo que si no podíamos pagar que nos teníamos que ir, que entendía nuestra situación y que por eso no denunciaba, pero que ella contaba con ese dinero y en estas condiciones no podía estar.

Nos dio una temporada de plazo para buscar alternativa, así que fuimos a servicios sociales del Ayuntamiento, a la junta de Castilla y León, a la fundación Lesmes e incluso a Caixa a preguntar por los alquileres sociales, ya que alquileres de mercado baratos no encontramos y en todos los sitios rellenamos y entregamos documentación pero no había nada. Así que hace unos meses y con todo lo que esto conlleva nos decidimos a ocupar una vivienda vacía de un banco (Caja España).

La casa, está en condiciones lamentables. No las cuidan nada estos banqueros. Le faltan puertas, hay huecos en las paredes donde estaban los radiadores y los tubos, en la habitación de Jenny y mía, hay una gotera, pero mejor la nuestra que en la de los niños ¿No? La hemos limpiado mucho, y hemos arreglado lo poco que hemos podido sobre todo las habitaciones donde duermen los niños, y con sus cosas y sus juguetes, parece otra cosa.

Nosotros, no queremos vivir gratis, y nos da mucho miedo estar de “ocupas”, porque te denuncian, te llevan a juicio y al final, también te echan de la casa, con mucha policía si hace falta.

Y nos vinimos a la PAH de Burgos.

Allí, nos han explicado muchas cosas, y sobre todo, nos han tratado como personas, nos han dado mucho cariño y nos han hecho sentir “personas normales”, no como delincuentes. Ya no tenemos miedo.

Ahora vamos a luchar con su ayuda por nuestros derechos. Por el derecho a una vivienda digna. Nos hemos enterado de quien es el dueño de la casa en la que vivimos: Caja España- Duero Banco CEISS.

Bankia y Caja España: de su “obra social” al rescate por mala gestión. Caja España, se definía a sí misma como la Caja de Castilla Y León. Y lo era… Hasta junio de 2010 era primera entidad financiera de Castilla y León y una de las primeras del sector financiero en España. Disponía de una red de más de 600 oficinas, más de 700 cajeros automáticos, una plantilla de más de 3.200 empleados y más de millón y medio de clientes.

En cada pueblo castellano, había una oficina. Como todas las Cajas, fue una institución financiera exenta de lucro mercantil, con carácter de “Caja General de Ahorro Popular”, por lo que debía destinar los beneficios netos obtenidos en cada ejercicio a constituir reservas para mayor garantía de los fondos administrados, financiar su propio desarrollo y realizar las obras sociales.

En 2010, acordó su fusión con Caja Duero (Caja de Ahorros de Salamanca y Soria) para formar Caja España-Duero (ya no iban bien las cosas…) Pero tampoco sirvió de mucho la fusión: esta vez, tuvo que ser engullida por otra que no nos sonaba mucho, por qué esta en Málaga, y en CYL, apenas tiene presencia: UNICAJA.

Y dirán ustedes: ¿Cómo es posible que de ser la primera entidad de Castilla y León, dedicada a atender a la gente de campo y de nuestras ciudades, a favorecer a la población con sus obras sociales, haya pasado a ser una “cosa residual” en manos de un Banco andaluz? Tranquilos, en la PAH de Burgos, nos lo explicaron de una forma sencilla. EL LADRILLO… LA AMBICIÓN… LOS POLITICOS…

Las cajas, ya no querían hacer obra social… querían ser bancos y ganar MUCHO dinero como ellos, dando préstamos hipotecarios a particulares y a constructores. A los políticos, también les parecía una buena cosa y un buen negocio, y así, en cada terreno, aunque fuera una huerta más pequeña que la de mi abuelo, dejaron edificar, y construir y construir…

Y detrás de cada grúa, había un banco que ganaba muchísimo dinero. Y las cajas, nuestras cajas, querían su parte del pastel.

Se cambió la ley de Cajas y se lanzaron al festín!!! Sin ninguna prudencia… ni decencia. Nuestra caja del toro, también: preferentes, préstamos a promotores, hipotecas a particulares (CON SUELO SEÑORES, y muy altos), e incluso, préstamos a sus directivos que nunca se cobraron.

Pero un día, se rompieron todos los ladrillos… todos… las casas no se vendían, la gente se iba al paro y nuestra Caja del toro, Caja España-Duero, ya no ganaba dinero, sino que los perdía.

Pero a ella, como a BANKIA, que se quedó con mi primera casa, sí la rescataron, mientras que a mi familia y a otras miles y miles, nadie nos ayudó. ¿Y quiénes pagamos esas ayudas? Nosotras claro! En forma de un rescate a Caja España de 1.129 millones de euros públicos para evitar la quiebra. Lo de Bankia, mejor no nombrarlo porque mayor vergüenza no existe…!!!

Y ellos, si son, “presuntos” delincuentes:

– En agosto de 2014, la cúpula directiva de Caja España fue citada a declarar por la Audiencia Nacional por la emisión de participaciones preferentes en los años 2009 y 2010.

– En Abril de 2015, el Juzgado de Instrucción número 5 de León citó a declarar como imputados a los integrantes del Consejo de Administración de Caja España presidido por Santos Llamas.

– Hace unas semanas, el FROB (el estado) ha enviado a la fiscalía investigar diferentes operaciones de préstamos que sus directivos se dieron a sí mismos, y que por supuesto, no han pagado.

Pensarán ustedes que con este panorama y todo lo que nos deben, Caja España Duero, Banco Ceiss, Unicaja o como les quieran llamar, habrán tenido un poco de compasión por los ciudadanos y familias castellano-leonesas. Pues no señoras y señores.

En la Pah de Burgos, he conocido a muchos compañeros como yo, de aquí y de otras provincias y me han contado que:

– CAJA ESPAÑA DESAHUCIA

– CAJA ESPAÑA NO HACE DACIONES EN PAGO NI ALQUILERES SOCIALES

– CAJA ESPAÑA NO DEVUELVE LO COBRADO DE MÁS POR SUS CLÁUSULAS SUELO

– CAJA ESPAÑA NO ATIENDE NI RECLAMACIONES NI DEMANDAS DE SUS CLIENTES

– CAJA ESPAÑA ACUMULA VIVIENDAS VACIAS,ABANDONADAS, FRUTO DE DESAHUCIOS A FAMILIAS EMPOBRECIDAS Y ROTAS, PERO NO COLABORA CON EL PARQUE MUNICIPAL DE VIVIENDA

– CAJA ESPAÑA NO PAGA SU CUOTA A LAS COMUNIDADES DE VECINOS

Por eso, PAH BURGOS, y el resto de las PAH´s del estado apoyan a mi familia, y a todas las que como nosotros, hemos tenido la desgracia de perder su trabajo, su vivienda, y hemos recorrido todas las administraciones públicas pidiendo ayuda, y no la hemos encontrado, tal vez porque no somos Bancos, ni autopistas, ni grandes empresas.

A nosotros, NO NOS RESCATA NADIE. Bueno…. No nos restacaba. Porque ahora, en la PAH, en todas las pahs, las casas abandonadas como la nuestra, se están llenando de risas de niños y niñas, de olores a comida pobre pero rica rica, de calor, porque aunque no tengamos gas, el calor humano que nos rodea, nos hace andar en manga corta…

Como decimos en la PAH: Ni gente sin casa, ni casas sin gente. Por eso, juntos, exigimos a Caja España un alquiler social. Porque nosotros, no somos los delincuentes.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies