La Asamblea «8 de marzo» apoya a las únicas piqueteras detenidas en España por la huelga feminista

 

Por Burgos Dijital

Ayer jueves, 26 de abril, a las 9:00 ha tenido lugar una concentración, convocada por el Colectivo «8 de Marzo», de un nutrido grupo de personas en frente de los juzgados de Burgos en apoyo a las tres piquetes imputadas por diferentes hechos durante la huelga feminista del 8 de marzo.

Los manifestantes han recibido a las tres personas llamadas a declarar con tres grandes pancartas de apoyo, grandes muestras de ánimo y de cariño y lemas y consignas como «Y yo y yo y yo también fui piquetera», «Que no estáis solas, estamos con vosotras» o «Y soli, soli, soli y solidaridad».

Los hechos se produjeron cuando un gran número de mujeres se dirigían al centro comercial Alcampo sobre las 13:00 para reunirse con el resto de compañeras para realizar la función informativa sobre la huelga. Una vez allí, unas cuantas piqueteras decidieron no sólo informar a las personas que entraban en el centro comercial sino también acceder al mismo para repartir información sobre el sentido de la huelga.

Al decidir entrar, se encontraron con que efectivos de la policía nacional les impedían el libre ejercicio del derecho de información cerrándoles las puertas y actuando como si la orden procediera de los responsables del centro comercial «Vía de la Plata». Dadas las circunstancias, unas cuantas mujeres decidieron buscar otra vía de entrada y la encontraron a través del parking, sin encontrar ningún obstáculo.

La policía detectó su presencia, puesto que ellas habían comenzado a realizar su labor entrando en los comercios, y decidieron actuar con contundencia al verse burlados. Según el piquete de mujeres organizado ya en la madrugada para impedir la salida de los autobuses municipales, algunos efectivos policiales se mostraron especialmente provocativos y ofensivos y aumentó aún más su tensión cuando comprobaron que el piquete conseguía su propósito, no sin la colaboración y la comprensión de los conductores de autobuses, de obstaculizar el funcionamiento normalizado del servicio hasta más allá de las 9:30.

A partir de ahí la tensión fue en aumento y la revancha policial se llevó a cabo con dos piqueteras acorraladas y arrastradas hasta una joyería donde se produjo el «enfrentamiento»: según la policía las dos mujeres se negaron a la identificación y según la versión de las detenidas fueron objeto de agresiones, tras una persecución premeditada.

Lo cierto es que, como ya ofrecimos en los vídeos y fotografías recogidos por parte de un gran número de mujeres presentes en los hechos, las fuerzas del orden intervinieron con una dureza inusitada y cargaron posteriormente contra el resto de las personas que protestaban al otro lado de las cristaleras. Incluso una mujer anciana, que nada tenía que ver con los hechos, fue también golpeada.

Posteriormente estas dos personas fueron trasladadas a la comisaría para ser interrogadas mientras un gran número de manifestantes protestaba por las detenciones y esperaba su liberación, la cual se produjo después de cerca de tres horas.

Hoy, tras las declaraciones realizadas en el juicio, Burgos Dijital ha sabido que a las dos detenidas se les juzga por resistencia a la autoridad y desobediencia mientras que a una tercera se le imputan daños, que niega haber producido, por rotura de cristales que han pasado de 2.000 €, como en principio se pedía por parte de la Gerencia del Centro Comercial, a 200 €, una cantidad significativamente inferior.

Por su parte, las otras dos declarantes han alegado detención arbitraria, ya que no eran las únicas piqueteras que estaban realizando una labor que, por otro lado, es reconocida por las leyes; abuso de autoridad, al extralimitarse en sus funciones y utilizar desproporcionadamente la violencia, llegando a ser arrastradas ; y uso irreglamentario de las armas.

Anteriormente a esta comparecencia, se ha producido la declaración días antes de la gerente del centro comercial y el día 11 de mayo será el turno de los policías presentes en los hechos.

Burgos Dijital adelanta ya un hecho importante que sin duda debe de influir en el resultado del juicio y es que, según fuentes consultadas, la gerente ha declarado que no avisó a la policía ni dio las órdenes para el cierre del centro comercial, por lo que fueron los propios efectivos policiales los que tomaron la decisión, pudiendo haber incurrido en una posible limitación en el derecho de información de la huelga.

Related Posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies