Imagina Burgos reafirma su autonomía

Por Rufino Hernández

Foto de archivo

Estaban sentados a la mesa familiar. Nadie hablaba. El  silencio cubría todas las estancias del hogar. Solamente el vaivén de cucharas y vasos rompían la quietud.

Luis, el hijo mayor, con voz de rabia contenida, rompió la calma:

– Esto de Imagina no hay quien lo entienda.

Se rompieron las compuertas que atenazaban los pensamientos. Aparecieron en cascada los comentarios que, en forma de terapia, todos comenzaron a emitir, liberándose de esta manera, de las presiones, de las inquietudes y decepciones que estaban viviendo.

Mikel, el menor de la familia, comentó:

– Y ahora, ¿qué digo yo a mis amigos? ¿Cómo miro a la cara a gentes en los que he confiado y hasta he llegado a querer? Se desperdigará la cuadrilla, y aparecerán los enfrentamientos personales, gentes comprometidas e ilusionadas con un cambio político en esta ciudad de Burgos y su provincia abandonarán, volverán a meterse en su cascarón.

– Para muchos así va a ser, – respondió Luis – todos sabíamos lo difícil que era crear un movimiento ciudadano autónomo y con un muy definido sentido político desde la base, un movimiento político que conjugara las acciones en la calle con las instituciones, llevando a éstas las preocupaciones y anhelos de los vecinos. Profundizamos y nos dejamos seducir por la palabra “empoderamiento”, quisimos ser consecuentes: que los vecinos fueran los protagonistas del cambio, nos dimos un mínimo de estructura y hasta un código ético, y ahora, en un instante, parece que todo desaparece, se nos viene abajo.

-Ya os lo decía yo – comentó Andrea, la madre – los proyectos y las ideas eran perfectas, preciosas. Ya sabéis que siempre os he apoyado, aunque también os advertí de los problemas: de los tipos oportunistas que se aprovechan de personas de buena voluntad, de los arribistas que buscan en estos movimientos una forma de ganarse la vida, de profesionalizarse en la política; individuos que se creen los poseedores de la verdad absoluta, que tienen un sentido mesiánico de su existencia y creen que fuera de la política no hay vida. Todo esto que siempre os he dicho es parte de esa vieja política que ellos mismos tantas veces han denunciado. Qué poco hemos avanzado y qué torpes seguimos siendo los seres humanos. ¡Hijos, animaos! La vida termina poniendo todas las cosas en su sitio.

Juan, el padre, cabizbajo y meditabundo, escuchaba. Después de unos interminables segundos de silencio, tomó la palabra:

– No podemos tirar la toalla, tenemos que ser leales con nosotros mismos y con el proyecto que entre tanta gente hemos puesto en funcionamiento, proyecto en el que creemos, al que tantos esfuerzos hemos dedicado y en el que tantos compañeros y compañeras nos hemos embarcado.

Tenemos que seguir dispuestos a continuar desbrozando el camino que hace ya más de tres años nos propusimos convertir en alameda. No tenemos prisa, porque  tampoco tenemos ambiciones personales, aunque tenemos que ser activos contra la reacción que van a llevar a cabo contra nosotros: intentarán desacreditarnos a nivel personal, porque políticamente no tienen argumentos, nos culparán  de todos los hechos que ellos han cometido y, en este camino, tendrán el apoyo del Diario de Burgos y demás medios locales e institucionales.

El tiempo nos dará la razón, debemos dejar claro que todos no somos iguales, que estamos convencidos y dispuestos a seguir esforzándonos para que este mundo, en esta ciudad de Burgos, en esta provincia de Burgos sea posible el cambio y, en este camino, Imagina sigue siendo un instrumento válido e imprescindible.

Es el momento de recordar la frase que nos decía el profesor, recordad: “no estamos vencidos, somos gentes que luchan por una causa invencible”.

Cuando estaban en este estado de convulsión ideológica y vital, donde se mezclaban las preocupaciones con la esperanza, el escepticismo con la ilusión y el reproche con el deber, sonó el timbre de la casa.

 Era Antonio, el abuelo que, dándose cuenta del complicado momento en que había llegado, preguntó:

– ¿Qué celebráis con esas caras? ¿Dónde están mis nietas? Hizo un barrido por toda la sala a través de una mirada escrutadora, intentando descubrir las causas de aquel clima enrarecido, y tomó asiento en su lugar preferido.

-Las niñas se habrán entretenido, están en unos talleres que tienen  de ecología y feminismo, no creo que tarden-, contestó Andrea. Al mismo tiempo, Mikel contaba al abuelo con todo detalle lo acaecido durante la cena.

Antonio, incorporándose y tomando una postura más dinámica en el asiento, con voz firme y solemne, comentó:

– Ahora hay que trabajar más duro, no podemos perder ni un minuto, ni dar ventaja a la “contra”, ni ofrecer motivos para que el de la Rosa y Fernández Santos aplaudan con sus orejas.

 Además, ¿no veis la lucha que estamos llevando los jubilados y las mujeres? No podemos permitir que cuatro ambiciosos quieran detenernos en estos momentos tan importantes.

Chicos, – continuó diciendo Juan – acercaos, démonos un abrazo, unamos nuestras fuerzas con las fortalezas de otros muchos vecinos y amigos, que las calles y las instituciones nos esperan.

-Abuelo, así se habla- dijo Luis levantando la voz, mientras se abalanzaba hacia Antonio para darle un abrazo.

 

Relacionado (Sección La Pascua de Burgos Dijital)

Matar a Imagina Burgos

¿Qué está en juego en las elecciones de Imagina Burgos?

La afiliación de Podemos Burgos apoya masivamente las candidaturas como Imagina Burgos

La demonización del enemigo: la clave más perversa de la política 

2 Comments

  • Ramiro Pérez

    Hasta que no se eliminen todos los privilegios, abusivos, de los que gozan los políticos, nunca sabremos la intencionalidad por la que se acercan a , según dicen, ” defender los derechos de los ciudadanos”. ¡ Asco dan todos los partidos !!!

  • Rosa García

    Muy ameno el símil escrito por Rufino. Qué pena que en política el cuento nunca acaba con el consabido ” Fueron felices, y comieron perdices”.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies