En la España negra donde llueven ladrones cada hora

españoles99Por Juan Vallejo

Llueven bandidos cada día en esta primavera desbocada. Caen sobre las pantallas y los periódicos cual inmunda lluvia ácida que corroe cualquier brote o incipiente voluntad de ser país decente. Ministros, artistas, banqueros, políticos, junto a las grandes meretrices de la realeza, desbocan su codicia en los papeles de los territorios de la iniquidad.Esos que llaman paraísos fiscales y que no son otra cosa que abisales cavernas donde se desuella al obrero, al empleado, al honrado ciudadano.

Parajes por los que la codicia desguaza al ser humano que pretende crecer entre las piedras que ellos dejaron como herencia.

Vuelven las familias, la Mafia, los que dibujan la arqueología del crimen, el asesinato del bienestar del pueblo. Estos privilegiados a los que el Estado vuelve la mirada: los de Suiza, las Bahamas y la banca del diablo: Bertin: otro Domecq , como la mujer del Comisario Cañete; otro indecente; llenos de dinero, de inmoralidad.

Mienten en Europa, se ciscan en todos los desgraciados sin nómina, sin trabajo. Y Rajoy les bendice, como a sus ministros acólitos. Soria, malabarista de firmas, o el Segovia paterno, el Soria bis…cuánta mierda, cuánta farsa. Podrido el PP en sus siglas, en su herencia. Y mientras el Congreso como una cueva de Ali Baba con sucursal en Génova. En ese antro se funde el delito, se fragua la ley de la prebenda, del chollo del vividor. Zarandean desde el escaño la vida de millones de ciudadanos, que encima les votan. ¿ Hay quien de más ?
El gobierno español, alcahuete de tantos latrocinios, nutre estos desmanes. En sus filas la preteridad del saqueo hizo razón de ser. Su cinismo cruel escupe sobre el ciudadano la miserabilidad con su revitalización de la mentira, de la codicia. Día a día, urde una trama contumaz desde la oficina del saqueo, donde el clan de los genoveses instituido en banda criminal, esparce su deseo y patrañas para seguir gobernando, para seguir robando. Y les votan.

Por esto este país es la consagración del masoquismo. Es una tierra en la que nada decente germina, en el cual, los brotes primaverales deben ser transplantados e injertados bajo otros cielos más propicios si no quieren perderse entre la perversidad de Rajoy y sus secuaces. Pareciera que los títeres de la epopeya han tomado cartas en el asunto y abandonado al hombre a un destino fatal. Su ilusión rota. El destierro, la diáspora, la inacción, la abulia. Este es el tóxico que vierte a diario el desgobierno del PP, las alianzas que pretenden ser como ellos; o peor. Sánchez desbordado, risible, con los teatreros que le escoltan como una adjudicación de la tristeza, de la resignación.

Trasegando la infanta historias que les hace nobles ladrones. O los de la ciudadanía desplazados por una banca succionadora capaz de disecarles. Y los otros los de la fracción, del imposible quebrado, la ecuación que funde tres términos. Sin posibilidad de ser resuelta, porque la incógnita son ellos. Un ambulante circo que desliza la belleza por el terraplén de la nada, allí donde el sabio fenece y se diluye en desmemoria. Los míos, los comunistas. Siempre rotos. Lavados por siglas que son intemporales. Clavados en los travesaños de las nubes, atornillando la bóveda celeste. Y los otros, los de la cultura de la riqueza, los de la banca y la fe. Funámbulos sobre la sirga de la vida, la cual amputan cuando alcanzan el tesoro. Y te bendicen y perdonan e impregnan tu onanismo de estulticia. La gran crueldad: el pueblo idiotizado.

Se cierne la desgracia sobre la tierra de Cervantes, de Lorca asesinado, de Miguel Hernández encanallado. De Picasso huido. De tantos mártires perdidos en tumbas de tierra que aún no saben porque les asesinaron los padres y abuelos de estos criminales. Y así década tras década sin solución de paz. Con la gran mentira galopando sobre el perdedor de siempre, el currito de a pie, el embaucado e hipnotizado con el señuelo del bienestar que un día le mostraron, y no percibió el veneno que uncía el anzuelo.

Nuevas elecciones. Irán a votar los perdedores. Todos pierden menos ellos. Se procuran prebendas y beneficios desmesurados. Por eso siguen ahí. Se ríen de las urnas, se blindan para seguir jodiéndonos. Un vomitorio este hemiciclo que produce arcadas al que lo contempla. De ahí sale la Mordaza, la corrupción. Como las cinchas que poníais a los presos camino del holocausto para que no gritasen libertad.

No voy a comprar el último libro de Vargas Llosa, ni voy a ver la última de Almodóvar, a pesar de ser amigo; conocido más bien, desde ya. Se lo llevan crudo: subvenciones, prebendas, títulos y luego la culpa del periodista. Además dais lecciones de moral, de solidaridad. Como a imbéciles nos tratáis dando explicaciones. Qué vergüenza, Mario, tachar al periodismo de amarillo cuando desvela tu indecencia, tu inmoralidad. Después de abarrotar las páginas del cotilleo con tus poses y tu regalito que va a nutrir la Fiesta del Chivo como nadie. Qué cinismo cuando dices que te ha cambiado la vida con Isabel, por los medios que te abruman. Si estás deseando de comparecer con el maniquí que te ha caído. Era tu turno. Joder!

Las familias de Al Capone, así sois;  peor diría yo. Digo yo. Verte en tu cumple arrimando a Aznar a tu costado es la mejor de tus novelas. Presidentes de gobiernos rotos, lo que tú pretendiste. De lo que se han librado los peruanos. La peor España a tu lado en la Casa de América en la cual pusimos los contribuyentes nuestro granito de arena para la cultura, esa que ahora denigras con tu codicia. Ya te retrataste en la vanidad política de donde saliste escaldado. No escarmientas. Me jode porque tengo toda tu obra, y es buena. Pero ya estás en la indecencia inscrito cual Nobel infecto. Como lo está España, instalada en el estertor del Congreso, de la peor estirpe europea.

Llueven bandidos a diario, cada hora. El mejor paraguas para que no nos infecten, es la rebeldía, la calle, las plazas. Como antes. Porque aquello no sirvió.

1 Comment

  • dionisia garcia

    gracias artista del pincel y la pluma y gracias también por tu colaboración en el magnifico homenaje a las victimas del franquismo ,
    de acuerdo en que seguimos siendo damnificados

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies