Entrevista a Tomás Martínez, sobre la nueva plataforma “No hay tiempo que perder”

TOMÁS MARTINEZ PEÑ11148722_10153785663661171_3917544376947251290_nA es profesor de Secundaria, activista de Marea Verde, Internacionalista vinculado a Grecia y militante de Izquierda Anticapitalista Revolucionaria IZAR

 “La lucha contra el capitalismo y a favor de un modelo económico favorable a las clases populares y trabajadoras es una carrera de fondo continua”

 Por Eduardo Nabal

-No hay tiempo que perder. Una plataforma que ofrece algo que ya tenía la nueva organización IZAR entre sus objetivos: una alternativa tanto a IU como a Podemos; una izquierda más comprometida con la gente y los trabajadores/as que con las instituciones. ¿Pero hay algo nuevo en las formas de participación dentro y fuera de esta plataforma?

Tomas Martínez Peña: No hay tiempo que perder quiere ser un espacio político anticapitalista, de clase y militante, de lucha, que agrupe en la práctica cotidiana a quienes creemos que Podemos e IU-Unidad Popular no van más allá de humanizar el capitalismo desde las instituciones. Ya lo estamos viendo en los ayuntamientos del cambio, donde no se pueden parar los desahucios, se hacen molestas las huelgas y ni siquiera se re-municipalizan los servicios públicos prometidos. NHTQP nace del impulso de organizaciones políticas y activistas en asambleas, de un debate colectivo desde abajo que empezó en Noviembre, y huye de las prácticas verticalistas y burocráticas que hemos conocido en Podemos.

El próximo 2 de abril será nuestro II encuentro estatal en Madrid donde debatiremos un documento programático que tendrá que echar a andar en los comités locales y provinciales.

No hay tiempo que perder. Pero el ciudadano siente que en el Parlamento no se está haciendo política y sí jugando a un Juego de Tronos. No obstante hay gente que dice que si ha notado una mejora en las políticas públicas o municipales donde gobierna ahora la izquierda ¿Esto es real o no tanto como parece?

Tomás M. Peña: No hay tiempo que perder porque no podemos permitirnos más desilusiones en las y los trabajadores y la juventud que esperan que desde los ayuntamientos del cambio y un gobierno PSOE-Podemos-IU se acabe con la situación de emergencia social y los ataques a la mayoría trabajadora que lo ha apostado todo con las elecciones después de un ciclo de luchas. Es innegable que el tablero electoral se ha movido, o mejor se ha recompuesto, y las nuevas fuerzas políticas han oxigenado las instituciones, pero se quedan en un lavado de cara.

Más allá de eso no hay ningún interés en romper con el pago de la deuda, origen de las políticas de austeridad, en apostar por las nacionalizaciones de sectores clave en la economía, la expropiación de viviendas a la banca. Se busca apuntalar una 2ª transición y no en finiquitar el régimen del 78 con la movilización, centrifugada por completo. El juego de tronos institucional distrae sobre la necesidad de que no hay cambio sin lucha. NHTQP vamos decididamente en esa dirección.

-La Unión Europea vende sus fronteras y las cierra a los emigrantes. ¿Un fascista es un liberal asustado o el fascismo nunca ha desaparecido del todo de Europa? Háblanos brevemente de la política migratoria en el Sur de Europa.

  1. M. Peña: Aunque habría que delimitar a lo que llamamos fascismo, sin duda la mecha xenófoba que recorre Europa nos retrotrae cada vez más a tiempos pasados. El mismo proyecto de la UE, absolutamente irreformable, nace con unos objetivos de clase precisos y en ese marco actúa. Conservadores, las falsas socialdemocracias de Hollande y Renzi, liberales e incluso el esperpento de Syriza han firmado sin discrepancia alguna un acuerdo que “nazifica” las políticas de esta UE-fortaleza imperialista. Pero Lesbos no es más que la Melilla y Lampedusa de las últimas décadas. El ascenso de Le Pen y Alternativa para Alemania y la islamofobia emergente están ahí. ¿Y la alternativa es la de Varoufakis, democratizar las instituciones? Creemos al menos desde IZAR que es seguir errando sin llevar a cabo una enmienda a la totalidad.

-¿Queda tiempo para salir con dignidad social de ese fantasma que se han atrevido a llamar “crisis” o se fomenta la política del sálvese quien pueda?

: La lucha contra el capitalismo y a favor de un modelo económico favorable a las clases populares y trabajadoras es una carrera de fondo continua. Habrá tiempo mientras sigamos organizándonos para combatir sus políticas en todos los planos, porque el capital es el primero que se define como internacionalista. Esta crisis económica es sistémica y va para largo, estamos al borde de una segunda sacudida y no caben paños calientes para enfrentarse a los ataques que están en la agenda gobierne quien gobierne. Por ello se hace imprescindible desenmascarar las falsas ilusiones y ser partícipes de nuevos espacios y frentes de lucha como No hay tiempo que perder.

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies