El ferrocarril en Burgos

Por  Joaquín García Nogales. Secretario general del Sector Federal Ferroviario de CGT de Burgos

La actualidad de las noticias de Burgos con el ferrocarril, nos apunta una serie de problemas y reivindicaciones, como es el Directo (reapertura y modernización de la Línea Madrid-Burgos para el transporte de mercancías y viajeros), los problemas detectados por la recién creada Plataforma por el Ferrocarril de Miranda de Ebro (falta de inversión en la Red Convencional, nula comunicación con el resto de la provincia, donde no efectúa parada ninguna circulación y se ha dejado de dar servicio los trenes de media Distancia, externalización de las cargas de trabajo de los talleres de Miranda de Ebro, etc.) o la reivindicación de la ampliación del Puerto Seco de la terminal de Villafría de mercancías, una de las Plataformas Logísticas más activas del Norte de la península (conexión Aeropuerto-Ferrocarril-carretera para la carga y descarga de contenedores).
Otros, como consecuencia de la llegada del AVE a Burgos, como es la Vía única entre Quintanilleja y Burgos Rosa de Lima, creando un tapón circulatorio, la previsible desaparición de los trenes de Media Distancia y la progresiva desinversión en la Red Convencional, como está ocurriendo en todos los territorios donde llega el AVE.

La novedad la tenemos en la Red de Ancho Métrico, antigua FEVE, donde además del pésimo servicio en el transporte de viajeros, con un tren por sentido y día entre la Robla y Bilbao, hemos detectado la falta de responsabilidad de Renfe Mercancías, al no respetar los compromisos adquiridos con las empresas de la provincia de Burgos.

En Arija, al Norte de nuestra provincia, Renfe Mercancías tiene estipulado con la empresa Sibelco Minerales la obligación de transportar una serie de trenes de tolvas cargadas con los minerales procedentes de la explotación de Sibelco Hispania en Arija. Obligación que lleva una serie de semanas sin garantizar. La frecuencia es de un tren cargado al día con destino Bilbao y otro tren vacío de vuelta. Cada tren transporta unas 952 toneladas de material, lo que supone que, si no lo realiza por ferrocarril, la empresa está obligada a transportarlo por carretera, flotando 25 camiones por tren, con el grave perjuicio para la ciudadanía de la provincia, ya que supone un grave incremento en la polución del Medio Ambiente, como en la merma de seguridad vial, pues tiene que recorrer más de 100 km por carreteras provinciales, o ampliar a casi el doble del recorrido por autovías de Cantabria y Vizcaya. El último tren transportado fue el pasado 22 de noviembre.

Desde CGT hemos presentado, en el Comité Provincial de RENFE en Burgos, una serie de puntos relacionados con el transporte de mercancías con origen en la estación de Arija, mucho nos tememos que el problema que alegue la empresa es el de la falta de personal para llevar a cabo la conducción de las máquinas correspondientes, consecuencia de la nefasta política de Recursos Humanos generada por el Grupo Renfe, con desvinculaciones, jubilaciones anticipadas, becarios, y sin ninguna tasa de reposición ajustada a la falta de personal necesaria para cumplir con sus obligaciones como Operadora de transporte ferroviario, cuyas consecuencias sufrimos toda la ciudadanía, en este caso, del Norte de Burgos.

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies