No dejarán títeres con cabeza

Por Basilio el Bagauda

Reconozco que hasta hoy mismo mi opinión era diferente, quizás porque durante estos últimos días me había dedicado a la desintoxicación y sólo me llegaban ecos de la noticia.

Pensaba con absoluta seguridad que los titiriteros granadinos eran unos descerebrados por haber realizado semejante función delante de unos críos y que a la Concejala de Cultura Celia Mayer había que mandarla a hacer gárgaras, tras varias torpezas utilizadas por la extrema derecha inserta hasta la médula, como la corrupción, entre los populares para tomar la iniciativa y estropear muchos de los aciertos que está teniendo el equipo de Manuela Carmena.

Ahora sólo siento rabia y miedo a partes iguales.

Sigo pensando que los programadores anduvieron muy despistados y que los cómicos, ante el público que allí aparecía, no deberían de haber realizado la obra, pero eso es otra historia que poco tiene que ver con el Código Penal.

Resulta que la obra ya había sido realizada antes en la ciudad de Granada, gobernada por el Partido Popular, y allí ni hubo fiscales, ni policías, ni periodistas ni opinadores mesándose los cabellos.


Resulta que el programador del Carnaval de Madrid es el mismo que contrataba Ana Botella y que esta empresa había incluido en anteriores ocasiones a este grupo de teatro granadino en la programación.


Resulta que la obra era una sátira política dirigida a adultos y que en su argumento se incluía una escena en la que un títere-policía perseguía hasta el desmayo a una títere-desahuciada y que éste colocaba a la desahuciada un cartel en el que aparecía un mensaje de apoyo a ETA para que “le cayera un buen paquete”.


Resulta que en unos minutos los teatreros son arrestados con prisión preventiva sin fianza, prácticamente sin garantías jurídicas de ningún tipo. Y poco después una batería de cañones organizada por la “caverna mediática” dispara sus mentiras para que la Fiscalía les fusile al amanecer y para que una alcaldesa débil cese a la concejala.
Ante todos estos hechos objetivos me surgen todos estos interrogantes:
¿Dónde ha estado la Fiscalía de Protección de Menores cuando al profesor pederasta de Barcelona se le ha soltado sin más medida que la retirada de pasaporte? ¿Dónde estaba esa misma Fiscalía cuando los curas pederastas “Romanones”, paisanos de estas pobres personas, paseaban tranquilamente por el Paseo de los Tristes? ¿Y la Fiscalía de Burgos que se inhibió ante las torturas-exorcismos de una menor?


¿Qué ocurrirá a partir de ahora con los realizadores y guionistas de cine que incluyan en su película una escena semejante? ¿Y si lo hace un escritor en la trama de su obra? ¿Y un ilustrador de comics? ¿También irán a la cárcel? ¿Y con efectos retroactivos como los tweets de Zapata?


¿Va a revisar escrupulosamente el desgobierno en funciones del indecente las barbaridades que ofrecen las televisiones en horario infantil? ¿Va a meter a la cárcel a aquellos calificadores de películas que se equivoquen, a juicio de algun@ de sus ministr@s?


¿Por qué el ejecutivo no da ya el mandato expreso a los legisladores de la extrema derecha, con la visible aquiescencia de Ciudadanos y el silencio cobarde del PSOE, para realizar una Ley de limitación de la libertad de expresión para que todos sepamos que debemos de callar ad nauseam?

Algunos andan sueltos. Héroes

Sinceramente, y aunque me duela, quiero vivir en una España donde el mezquino de Rafael Hernando pueda escupir que los familiares de las víctimas de la dictadura sólo se acuerdan de ellas cuando hay subvenciones, donde el “cojo de Teruel” Jiménez Losantos tenga la libertad de echar veneno día tras día contra tod@s l@s que no piensan como él y, por supuesto, los titiriteros granadinos puedan crear libremente. Mientras tanto dos inocentes están en la cárcel porque la libertad de expresión y de creación es un delito en España y el estado de derecho se ha travestido en estado de excepción.


Los liberales, si es que existen en este país querido Albert, deben de saber que la libertad no sólo consiste en defender la posibilidad de hacer dinero sin ninguna traba para poder comprarte libremente un yate libre de impuestos y esquivar con mucha libertad las restricciones que los demoníacos estados interventores y opresores ponen a los ricos hombres libres que quieren surcar los mares con total libertad.


Al parecer los autodenominados Ciudadanos no entienden que la libertad se consigue cuando cualquiera puede vivir dignamente sin verse sometido a vejaciones y humillaciones para lograrlo, especialmente las laborales, y poder expresar cualquier idea u opinión en libertad.


¡Y qué decir de los representantes de la socialdemocracia! De momento en el Ayuntamiento de Madrid como en el Congreso callados: quién sabe si esperando a que esto desgaste a las fuerzas políticas que le han puesto en el brete de elegir entre los de arriba y los de abajo. O a lo mejor esperan a que su Oráculo Felipe González se ofrezca a defender a otros presos políticos que no sean venezolanos.


Lo cierto es que la papeleta del PSOE está siendo de juzgado de guardia, nada nuevo si uno repasa la historia de este partido-tapón en momentos difíciles, experto marinero en aguas procelosas que soltará lastre para salvar su pellejo: alguien piensa que no habría dejado ya caer el gobierno de la hasta ahora pusilánime Carmena si no fuera porque correrían peligro sus gobiernos autonómicos.


Desde este humilde rincón aconsejo a los homólogos burgaleses de Imagina Burgos que no sólo agarren sus carteras cuando algún concejal popular ande cerca, sino que también vigilen su espalda cuando De La Rosa o Fernández Santos les sople la nuca. Que se piensen dos veces su participación, aunque por supuesto son libres de hacerlo, en ciertos medios de comunicación de la ciudad tras ver como tratan en sus artículos de opinión y editoriales a nuestros representantes, y por ende a sus votantes. Que tomen de una puñetera vez la iniciativa ante hechos tan graves como éste y que tanto se parecen a la caza y captura de los burgaleses disfrazados de “aberchándal”. Y que fomenten, patrocinen y organicen una manifestación en defensa de la libertad de expresión de tod@s l@s español@s.


Ah, por cierto: lo de la entrega de honores al corrupto, ex-delincuente e individuo en nómina del PP, según los papeles del tesorero Bárcenas, Peña, ¿no es otra apología? ¿Intervendrá el Fiscal Santiago Mena para proteger a los menores burgaleses de tan indecente e inmoral pedagogía? ¿Afeará el semblante Gloria Bañeres a los populares por la poca disposición de estos a la regeneración democrática que los Ciudadanos nos traerán? ¿Fernández Santos tendrá la demagógica delicadeza de comparar la oda a la corrupción de unos y el “populismo titiritero”, a su juicio, de los otros? ¿Raul Salinero esperará la llamada de Pablo Iglesias para saber si conviene tomar la iniciativa en este asunto, tiene alguna opinión particular o también es necesario que los ciudadan@s opinen por él?


YO TAMBIÉN SOY TÍTERES DESDE ABAJO

Leave a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies