La asamblea de Parados de Burgos exige las medidas sociales establecidas en la Carta Social Europea

Por Asamblea de Parados de Burgos
 
El lunes 11 de Mayo a la 9,00 horas será presentado el siguiente escrito en Subdelegación del Gobierno en Burgos dirigido al Ministro de Derechos Sociales y Ministro de Inclusión y Seguridad Social, solicitandole la puesta en marcha de forma urgente medidas sociales establecidas en la Carta Social Europea.
 
Vivimos un momento de excepcionalidad los 47 millones de personas que habitamos este país. Se han adoptado medidas necesarias que a nadie se le escapa que suponen un sacrificio individual y colectivo que inevitablemente aporta una carga añadida a las que nuestra sociedad tenía que soportar antes de la crisis del coronavirus.

Es público y notorio que no son decenas ni centenares de miles sino millones de personas las que se encuentran en nuestra sociedad en una situación de pobreza y de precariedad que se ha visto agravada tras la reciente crisis que estalló a finales de la pasada década. Como siempre, las personas más afectadas son las más vulnerables: los niños, las mujeres, las personas dependientes.

Foto de archivo 2014

La reciente visita a España de Philip Alston, el Relator Especial de la ONU sobre pobreza extrema, ha puesto encima de la mesa que la lacra social de la pobreza y la precariedad, pese a permanecer muchas veces oculta, supone una pesada losa que una sociedad como la nuestra no se debería permitir.

Ha bastado esta pandemia para volver a la realidad. Hemos descubierto, de repente, que lo que necesitamos es una sociedad basada en la cooperación y donde las personas seamos una compañeras y no adversarias. Por eso, ahora más que nunca, son necesarias medidas para eliminar otras pandemias: la de la pobreza, la de la miseria y la de la esclavitud.

Para llevar adelante este plan no hacen falta vacunas. Hace falta solidaridad, empatía y sobre todo ser conscientes de que todas las personas tienen derecho a vivir dignamente.

Desde la Marea Básica contra el Paro y la Precariedad, hemos solicitado en dos ocasiones una reunión con el Ministerio de Derechos Sociales que dirige el Vicepresidente 2º del Gobierno, Pablo Iglesias y con el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social de José Luis Escrivá. No se nos atendió ni se nos tuvo en cuenta.

Esas reuniones tenían como objetivo tratar la imperiosa necesidad de una Renta Básica de Cuarentena para afrontar la situación actual, con las características de que fuera incondicional y suficiente, y con la posibilidad de que, una vez pasada la pandemia y la situación de desempleo masivo que nos invade ya, se pudiera regularizar el cobro a través de las declaraciones de la renta.

El Ingreso Mínimo Vital que parece plantearse desde el gobierno nace ya absolutamente insuficiente. Llegará, en el mejor de los casos, a un millón de beneficiarios, que tendrán que cumplir y demostrar un sinfín de requisitos, en un remedo de las Rentas Mínimas que contemplan algunas Comunidades Autónomas y que no alcanzan al 6% de la población que las necesita, y que, cuando les llega, han pasado hasta un año y medio. Sin embargo, lo que necesita la sociedad son medidas urgentes, que no sean excluyentes y que se pongan en práctica ya.

En este orden de cosas, ningún subsidio, ni pensiones, ni ayudas sociales de ningún tipo deben estar por debajo de las cantidades de referencias establecidas en la Carta Social Europea que las personas integradas en la Marea Básica estamos reivindicando de todas  las formas posibles, tanto en la calle, en los medios de comunicación como en los juzgados.

La crisis del Covid-19 va a dejar muchísimas más víctimas por sus consecuencias que por el propio virus. Millones de personas en nuestro país perderán sus empleos y quedarán en situación límite.

Es hora ya de entender un mundo con menos trabajo, más repartido y, sobre todo, que entienda que el planeta no admite el consumismo y la barbarie capitalistas. Es hora de repartir la riqueza y, como venimos reclamando desde hace décadas, de la instauración de la Renta Básica Universal, incondicional, individual y suficiente que la ponga en práctica junto a otras medidas de marcado carácter social y ecologista.

Por eso, reivindicamos con urgencia y sin tiempo que perder:

1.- Renta básica de cuarentena, y mientras llega la Renta Básica el pago inmediato del Ingreso Mínimo Vital.

2.-Pago inmediato de los ERTEs a toda la clase trabajadora afectado por ellos.

3.- Prohibición de los cortes de suministros básicos (agua, gas y luz)

4.- Suspensión en el pago de los alquileres, y prohibición de los desahucios con una moratoria de al menos dos años.

5.- Regularización inmediata de todas las personas migrantes. 

Related Posts

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies